Páginas vistas en total

viernes, 17 de enero de 2020

ESTADOShUNDIDOS : climas sonoros y la invitación al goce


¿Es el fin o el comienzo?
Bienvenidos al tercer mundo,
a los Estados Hundidos de Sudamérica.
El tiempo es un ladrón y un villano.
La gran fuente de poder del reloj de todos los tiempos...
"Asesinando utopías", Nadir Águila.

Ha transcurrido un año desde que una pareja argentina decidió utilizar al ruido y la distorsión como mecanismo para el encuentro, un escandaloso puente de comunicación que se lanza al vacío intentando llegar al otro lado del abismo. Aquí está su eléctrica atmósfera acústica que satura el ambiente para envolvernos en aquello que trata de convertirse en un acontecimiento, quizá un suceso que rompa con la fragilidad del instante y logre aferrarse a la memoria dispersa. Los climas sonoros se posan sobre el ambiente hasta que las frecuencias ingresan poco a poco a las neuronas distraídas para tomarlas de la mano y llevarlas por un paseo auditivo lleno de texturas y posibilidades. Aquí está la invitación para abrir los tímpanos y lograr el escape...

Cuando llegó Fragmentos a los oídos de Earthquaker la obvia pregunta fue formulada: ¿la sonora propuesta experimental del proyecto ESTADOShUNDIDOS merece ser compartida? Tras un tiempo de reflexión y deleite obligó ha responder afirmativamente, aunque el temor por lo desconocido y lo desconcertante provocó postergar la redacción, misma que sufrió fluidez una vez que alcanzó el arrojo por escribir sobre lo inexplicable, aquello que es inefable gracias a la fugacidad de una sensación acústica que requiere un millón de palabras para ser descrito y que a final de cuentas se escapa de cualquier tipo de expresión porque requiere de vivir la experiencia ruidosa.


Tras el debate y la complicación expresiva, todo terminó en permitir que el sonido fluyera por sí solo para que las palabras intentaran reflejar aunque fuera un poco sobre aquellas capas de sonido creadas de manera íntima, improvisada e ilusoria. Las vibraciones sonoras oscilan por los nervios acústicos para construir una imagen en la mente sobre algún lugar, alguna momento, quizá alguna persona... Todo se resume en una colección de texturas que hacen coincidir a la naturaleza con el tecnológico paisaje urbano para recrear una experiencia sensorial que sirva como viaje psicodélico y como una forma de ambientación que nos hace patente la importancia del ruido a nuestro alrededor.

ESTADOShUNDIDOS nace a través del encuentro entre Joe Transmision (guitarrista de Los Planeta Rojo) y Yam Cammardella (fotógrafa y artista gráfica de Sueños Siameses) en un intento por realizar ejercicios ruidosos que logren estremecer a los tímpanos sensibles y provocar el desarrollo de sinapsis que tiendan puentes de comunicación hacia los recuerdos sonoros alojados en los distintos rincones del cerebro.  A las pocas semanas de trabajo, la pareja tuvo la oportunidad de editar su primer trabajo bajo el nombre de Fragmentos, un EP conformado por tres extractos atmosféricos que fueron publicados en la página de bandcamp de dúo a partir de enero de 2019 y por distintos sellos sudamericanos como Capitan Mou Ediciones, Kadath Rekords o Lou Fai Discos en fechas posteriores.


En la América Latina existen diversos proyectos que podrían considerarse como ruidistas, aunque sus propuestas se basan composiciones musicales instrumentales decoradas con sonidos atmosféricos que remiten a diversos entornos acústicos, como ocurre con Vago Sagrado, Viaje a Ixtlán, Bordelique o IAH. Sin embargo, este término podría ser utilizado para describir los ejercicios de ESTADOShUNDIDOS y al mismo tiempo describir otros proyectos basados en crear climas sonoros a través del ruido, la distorsión y extractos ambientales grabados previamente con franca influencia de reconocidos personajes de la historia musical como Brian Eno o Sonic Youth.

Por lo pronto, más allá de las muestras sonoras experimentales y las improvisaciones realizadas sobre escenarios dispuestos a recibir las descargas ruidosas, el barullo intencional creado por la pareja argentina ha sido registrado en materiales que permiten su reproducción a disposición más allá de la fugacidad del instante en que fue creado. Aquel collage que termina construyendo bullicios concretos para despertar sensaciones ha sido encapsulado para su deleite, quizá como una pócima al alcance para crear una realidad alterna.


Un ejemplo de lo que pueden conformar ESTADOShUNDIDOS lo podemos escuchar en "Nudo", un ejercicio construido a partir de misteriosas capas de sonido atmosférico a las cuales se superponen tenues acordes de guitarra que provocan una sensación onírica y permite al mismo tiempo un escape mental. Sin lugar a dudas, la propuesta de la pareja argentina es ofrecernos un dilema, pues nos colocan ante una bifurcación entre la realidad y la ensoñación, entre la naturaleza y la urbanidad, entre el control y la multiplicidad de opciones frente a nosotros. Ahí está el nudo, el conflicto imposible de resolver que dentro de la indecisión encontramos el deleite, un goce frente a la conflagración...

Por si fuera poco, ESTADOShUNDIDOS nos ofrece un acompañamiento visual de "Nudo" a través una colección de imágenes tomadas en la visita que hizo la pareja a Chile, específicamente en el Cerro San Cristobal en Santiago y en el Festival Sinquicio llevado a cabo en La Serena. Una mirada que se deleita ante el paisaje reflejado durante un trayecto realizado, naturaleza en movimiento que acompaña al viaje. Un hermoso valle a nuestros pies, un loop multicolor, la gente alrededor a un mirador, luces y feedback en mezcla con la única finalidad de despertar sensaciones...


El pretexto para desarrollar ruidos puede ser el menos esperado, quizá un poema desconocido o quizá una secuencia improvisada. Podemos nombrar a estos ejercicios acústicos y encerrarlos en géneros caducos como noise, shoegaze o ambient... No importa, los climas sonoros han sido arrojados por las bocinas y las atmósferas que construyen se han ofrecido más allá de clasificaciones y palabras. Probablemente sea un error este ejercicio de escritura, esta búsqueda por anclar y aterrizar lo escuchado en metáforas insistentes; pero al mismo tiempo sirve de muestra y ejemplo de las múltiples posibilidades que ofrece su escucha, una experiencia propia que intenta despertar el morbo en el otro por tener la vivencia. Aquí está la invitación, ahora es su turno de saltar al abismo...



No hay comentarios:

Publicar un comentario