Páginas vistas en total

viernes, 3 de enero de 2020

The Black Wizards : un fuerte viaje ácido por las estrellas


Cuando escribimos sobre el EP Fuzzadelic de la banda portuguesa The Black Wizard (reseña-review) lo hacíamos bajo el gusto de una agrupación que basaba su sonido en el hard rock setentero lleno de blues eléctrico y obvias referencias psicodélicas, teniendo en su primer single "Back in the town" un track bien estructurado ahogado en esencia vintage que aun buscaba su estilo propio. Tras la publicación de dos discos (Lake of fire de 2015 y What the fuzz! de 2017) la banda lusitana adquirió su sonido gracias a la improvisación psicotrópica y la construcción de atmósferas impredecibles, algo que ha terminado por afinarse de manera completa en su reciente Reflections.

Grabado en enero de 2019 dentro de los estudios Budda at Mobydick al norte de Portugal, el tercer álbum completo de The Black Wizard encuentra su soporte interpretativo en la figura de la guitarrista y vocalista Joana Brito, quien de manera onvia se convierte en su referente visual y acústico a través de su presencia en el escenario y la mística que fluye a través de sus cuerdas vocales. Asimismo, la banda termina por conformarse por Paulo Ferreira en la guitarra, Joao Mendes en el bajo y Joao Lugatte en la batería, quien tomó el lugar de Helena Peixoto tras dejar vacante su puesto en los tambores luego de grabar el What the fuzz!.


Reflections fue publicado en agosto de 2019 por las disqueras Kozmik Artifactz y Raging Planet, y desde entonces ha cosechado muchos reconocimientos hasta colocarlo en uno de los mejores álbumes de dicho año, lo que hace obligatorio su repaso para descubrir qué elementos son lo que provocan tal distinción. Por principio de cuentas, este material discográfico es una jeringa llena de ácido lisérgico que al bajar su aguja sobre los surcos suelta de sustancia tóxica a las venas hasta envenenar las neuronas en un fuerte viaje místico por el interior.

A partir de aquellos sonidos psicotrópicos de la psicodelia clásica de Jeffersson Airplaine, Janis Joplin, Jimi Hendrix y Cream, The Black Wizards desarrolla su propuesta sonora bajo el contexto acústico del siglo XXI por medio de distorsiones intensas, esoterismo y melodías desgarradoras. Las guitarras ahogadas en fuzz que se escuchan en la entrecortada "56th floor" son una ácida delicia, pero la banda se permite al mismo tiempo ofrecer temas introspectivos con múltiples variables como se escucha en el single de paso rastrero que es "Kaleidoscope eyes" o en la misteriosa "Outlaws" con sus penetrantes teclados registrados por Nuno Goncalves.


Si aun añoramos el blues aletargado que en algunas producciones pasadas se filtraba dentro de la propuesta de The Black Wizards, en Reflections podemos escuchar "Starlight" con todo y sus reminiscencias al clásico "Planet caravan" de los eternos Black Sabbath o en "Soul keeper" con su maravilloso sonido cósmico que provoca de manera inevitable el extravío ante la ausencia de gravedad en el vacío espacial. Y así como el disco se distingue por sus pasajes psicodélicos confesados plenamente, el material también tiene en las largas extensiones de cada uno de sus tracks su principal característica, como en la hermosa "Symphony of the ironic symphaty" con su embeleso que poco a poco nos transporta a otra realidad.

Sin embargo y de manera irónica, el tema más venenoso del disco es el que tiene la menor duración temporal, aunque no por ello sea un track sin imaginación ni posibilidades variadas. Tras un inicio de percusiones rituales y melodía tribal dedicada al astro rey, un riff poderoso lleno de distorsión se abre paso para soltarnos su poder en los tímpanos sin posibilidad de retorno. Joana Brito nos sumerge dentro del ritmo de "Imposing sun" gracias a su magia sexual vertida en las cuerdas vocales, pero es la instrumentación exhiberante la que termina por devorarnos desde el primer bocado hasta que todo termina por explotar gracias al impresionante solo de guitarra que tiene los elementos suficientes para hacernos despegar los pies de la tierra.

A través de una tormenta multicolor, The Black Wizards presentó el trabajo visual que acompaña a "Imposing sun" como single lanzado el 30 de octubre de 2019. Por medio de una colección de ilustraciones saturadas y coloridas que muestran corazones latiendo, la caída de lluvia y estrellas ardientes en formación, el tema explota en las bocinas mientras las imágenes poderosas realizadas por Angela Oliveira penetran las pupilas hasta dejarlas deslumbradas.


Si buscamos un referente dentro de la escena hard psych de Portugal, sin lugar a dudas debemos acercarnos a The Black Wizards; y es más, si aun existían dudas de su capacidad compositiva, Reflections logra demostrar que la banda tienen elementos para convertirse en una de las mejores bandas del género en toda Europa. Su hechizante electricidad, sus pasajes místicos que hacen coincidir pasillos obscuros con túneles caleidoscópicos, su intensidad y su magia psicotrópica convierten al último disco de los lusitanos en un material de escucha obligatoria y deleite forzoso. Buen viaje!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario