Páginas vistas en total

martes, 28 de enero de 2020

Visdom : el sonido vintage de la mano cornuta


A lo largo de los varios años de vida que tiene Earthquaker: rocky letras como espacio dedicado al rock, siempre Suecia ha tenido un lugar muy importante dentro de la escena del revival, vintage y retro. Teniendo como referentes obligados a Graveyard y Witchcraft, el país nórdico se ha distinguido por ser una fuente inagotables de bandas que recuperan los viejos sonidos que dieron origen al hard rock como género a finales de los años sesenta y principio de los setentas; pero ahora es momento de regresar la mirada a Escandinavia para encontrar nuevos tesoros sonoros dentro de su constante pléyade.

Sin embargo, el caso del quinteto Visdom es especial: aunque los integrantes del grupo son alemanes radicado es Mainz, el grupo bebe directamente de los sonidos retros que han inspirado a las tierras vikingas, pero al mismo tiempo recupera los turbios sonidos que se han gestado durante la última década en el territorio germano a través de su propio punto de vista sobre los sonidos vintage.


Luego de su debut titulado Black soul publicado en julio de 2015 que estaba orientado hacia un hard rock básico, la banda presentó en diciembre de 2019 su segundo álbum bajo el nombre de White heart, material que rescata las raíces del rock fundamental a través de una obvia inspiración en gente como Black Sabbath, Wishbone Ash, Uriah Heep y Deep Purple pero con el impulso del nuevo siglo muy cercano a lo hecho por Rival Sons y, como lo mencionamos antes, en Graveyard.

El disco arranca con "Fever", track que fue presentado unos meses antes del lanzamiento del disco como single pero que de manera irónica nos ofrece un sonido grunge gracias a su rabia interpretativa y la fuerza de sus instrumentos bajo una estética moderna. Si uno se queda con esta primera perspectiva, uno podría crear falsas expectativas con respecto al resto del White heart, pero al dejar pasar la aguja sobre los surcos del vinil uno se encuentra con una hermosa sorpresa que crece a cada paso hasta concluir de manera magistral.


White heart dispara su primer dardo vintage a través de la arrolladora "Nightmare queen", canción que también de manera previa se había presentado como single. El track es venenoso gracias a su constante figura que sabe jugar con los cambios de tiempo para dotarla de intensidad mientras remata con un excelente juego sonoro que combina el teclado de Kris Toffersson y las guitarras de Patch Mönstrad y Dennis Litenkräm. La batería de Jan Osk no frena un solo segundo y el profundo bajo de Max Wernersson mantiene de manera constante la línea melódica para de esta manera terminar de construir el incendiario tema.

Enseguida escuchamos el track que le da nombre al segundo disco de Visdom, una tenue melodía compuesta desde los inicio de la banda con claros rasgos que sin duda recuerda a los Scorpions setenteros por medio de fuertes remates y acentos concretos llenos de magia. Enseguida los acordes de guitarra se intensifican en su distorsión para ofrecer soporte a un tema lleno de voces y colores obscuros llamado "Rebels", pero cuando se escapa por las bocinas la incontrolable "Otherside" (también compuesta desde el origen del grupo) todo se transforma en una fiesta de notas  que sabe utilizar los silencios para ofrecer texturas y momentos de intensidad hasta que un estribillo adictivo nos obliga a seguir el canto junto con la banda.


Sin lugar a dudas, White heart va de menos a más. Cuando llegamos a la cerradora "Vidunder" nos encontramos con una melodía desgarradora construida a partir de guitarras entrecortadas mientras la voces hablan sobre el mundo como un sueño frente a demonios que se burlan y monstruos que se acechan. Con todo el sabor vintage, la musicalización de "Vidunder" juega con teclados atmosféricos, duelos a muerte entre las guitarras eléctricas y un ritmo melódico indomable que seduce por su intensidad y su misteriosa magia construida a partir de la intriga que se esconde entre sus rincones.


Lejos de lo que podríamos pensar, varios de los temas que conforman White heart  fueron creados por la banda con anterioridad, lo que nos hace comprender que la precisión de su interpretación sólo se puede lograr con el paso de los años, permitiendo al mismo tiempo que el grupo se concentrara en trabajar su sonido y en la forma de capturarlo en el estudio de grabación. Es obvio que es necesario que el segundo álbum de Visdom madure para que sea digerido con todos los elementos que lo conforman, por ello es necesario compartir este material para permitirle su desarrollo natural y lograr así que la propia agrupación desarrolle nuevas cosas a partir de este hermoso sonido vintage logrado durante su media hora de duración...


No hay comentarios:

Publicar un comentario