Páginas vistas en total

viernes, 6 de diciembre de 2019

Pseudo Mind Hive : la fluorescente escena psych australiana


Para nadie es un secreto que desde hace algunos años Melbourne se ha convertido en el epicentro del hard psych dentro de sus muy diversas facetas. Los nombres de King Gizzard and the Lizard Wizard, Foot, Stonefield, Devil Electric y Winter Moon llegan de manera inmediata a nuestra mente, sin embargo desde hace muy poco tiempo existe otra agrupación que ha llamado mucho la atención gracias a sus etéreas voces, teclados atmosféricos y sus desgarradoras figuras llenas de energía e imaginación. Bajo la sugerente denominación de Pseudo Mind Hive nos encontramos con un interesante combo que exige nuestra atención...

En junio de 2018 nos llegó desde las lejanas tierras australianas el álbum debut de una banda que jugaba con los sabores ácidos de la psicodelia cósmica bajo la premisa de crear una colección de temas que provocaran la levitación hasta lograr el irremediable choque de nuestras cabezas contra la estratósfera. From elsewhere era un material de acordes rudos que de manera contradictoria se enfrentaba a un conjunto de voces nebulosas, una áspera tormenta de asteroides alucinógenos donde los riffs asesinos clavaban sus uñas en las neuronas mientras el dulce somnífero vocal nos relataba historias sobre extraños planetas.


Una vez sacudidos por los crudos acordes, Pseudo Mind Hive decidió cambiar su ruta sonora hacia aguas mucho más oníricas, por lo que se vio en la necesidad de recurrir a los servicios de Jesse Joannou en los teclados. Sin olvidar la intensidad de la base sonora construida por las guitarras de Chritopher Hockey, Mark Vincini, el bajo de Jack Ainsworth y las percusiones de Samuel Drew Rumoro, la banda de Melbourne se arriesgó a pisar terrenos más atmosférico a través del poder de los viejos órganos y los sintetizadores hasta crear una amalgama que hace coincidir la aspereza del viaje ácido con la tersura de la ensoñación.

Bajo el nombre de Of seers and sirens y su publicación a través de Salty Dog Records, el segundo disco de Pseudo Mind Hive nos toma de la mano para realizar largos paseos instrumentales donde es sencillo extraviarse, aunque su áurea mística logra contener la pérdida y las figuras melódicas de alta potencia nos devuelven al suelo. La colosal "Gaze of Ptolemy" con sus abismales recorridos es quizá el ejemplo perfecto de los nuevos deleites acústicos que ofrece el grupo australiano, algo que pasa de manera semejante con la enigmática "Equinox" con sus laberínticos recorridos que provocan la sensación de abandono en la ausencia de gravedad dentro de algún lugar olvidado entre la inmensidad del Universo.


Sin embargo,  Of seers and sirens es un álbum que sabe ofrecer otros sonidos más allá de sus largas odas llenas de referencias progresivas. La inaugural "Sails at dawn" toma como soporte fundamental la aspereza del efecto fuzz para crear un denso tema con referencias melódicas que divagan entre el stoner clásico y el doom lisérgico, algo que occurre de manera similar con la concluyente "Broken colours" y sus aletargados ritmos que tras varios minutos logran ceder para ofrecernos una melodía hipnótica

Como una forma de contrarrestar los densos sonidos creados en "Equinox", Pseudo Mind Hive nos ofrece en su contraparte "Solstice" un divertimento instrumental que saber probar diversas texturas mientras las banda demuestra la facilidad que tiene para migrar de los suaves pasajes hacia los acordes salvajes mediante la magia astral de los sintetizadores. Pero más allá de la atmósfera electrónica, los australianos nos muestras otras opciones por medio de la introducción del tema que bautiza al disco, un track que se transforma de manea drástica en un ácido himno de notas insistentes y líricas fantásticas donde videntes y sirenas se mezclan con la bruma sonora que sabe construir el grupo australiano a su alrededor.


"En la obscuridad habita el soñador
en la obscuridad reina Hypnos
La luz te aleja
En la luz tu mente despertará.

Las llamas se filtrarán desde abajo
Corrosión y descomposición
El sueño encontrará el camino
El sueño nace en las llamas.

Y a través de la noche esto es brillante
Los sueños muertos quedan atrás
La puerta dice tu nombre
Tus ojos se abren de nuevo"

El primer sencillo promocional para Of seers and sirens es la alucinante "The dreamer's burning door", onírico track de hipnótico teclado y figuras melódicas que se desbocan a la menor provocación, algo que de manera inmediata entra en el gusto de quienes buscan hard psych incendiario. Mientras las guitarras cabalgan, los tonos graves del bajo ofrecen profundidad y la batería una tormenta de golpes de percusión que intentan sacudirnos de las imágenes oníricas. Para acompañar este salvaje single, la banda publicó un cómico video realizado por Dylan Murphy y Tom Henry Jones que nos muestra la historia del "chico del sonido" que ha llegado demasiado tarde a una presentación de Pseudo Mind Hive en la cual hay un solo espectador quien no observa a la banda por estar perdido en su teléfono celular.



Efectivamente, Of seers and sirens camina sobre una cuerda floja que deriva entre su distintivo hard psych y los ambientes progresivos del krautrock, pero al final de sus casi 47 minutos, el quinteto australiano deja un buen sabor de boca y hasta la perspectiva de un futuro prometedor para una banda que ha sabido expandir sus horizontes sonoros hacia múltiples posibilidades. Pseudo Mind Hive se ha sumado al ecléctico estilo sonoro de las diversas bandas de hard psych de Melbourne, una caja repleta de sorpresas que logran atrapar la atención de los oyentes quienes buscan rescatar todos y cada uno de los elementos que constituyen su propuesta mientras preparan sus neuronas para la siguiente sacudida acústica...



No hay comentarios:

Publicar un comentario