Páginas vistas en total

martes, 10 de diciembre de 2019

AyahuascA : la magia lisérgica del número cinco


Un sorbo a la ancestral bebida psicotrópica será suficiente para abrir las puertas de la percepción. Tras una ligera prueba del líquido mágico, el espíritu sale del cuerpo sin que el individuo muera durante el trance. La composición química ingresa al ser con la intención de recorrer los distintos senderos psiquicos hasta alcanzar la cura y el conocimiento interno. El preparado de hierbas está listo... ahora es momento de su degustación y comenzar el viaje por el interior.

Con el nombre de AyahuascA nos encontramos con una banda formada en Parma, Italia en 2017 con la intención de recuperar los viejos sonidos de la psicodelia ácida de finales de los años sesenta, logrando así capturar la esencia de sus referentes sonoros como Greatful Death, Jeffersson Airplane, The Jimi Hendrix Experience o Strawberry Alarm Clock. Sin embargo, esta agrupación construye su estilo al hacer coincidir sus influencias con lo hecho por otros grupos que son referentes dentro de la escena actual del hard psych como Black Angels o King Gizzard and the Lizard Wizard, aunque al profundizar  dentro de sus lisérgicas aguas logramos saborear a otras bandas que poco a poco se han hecho de un nombre dentro de este etéreo formato acústico.


AyahuascA es un grupo construido a partir de oníricas voces femeninas que buscan el embeleso como si se tratara del creul canto de las sirenas, pero para lograrlo cuentan con el apoyo musical de varios marineros embrujados que logran construir las atmósferas sonoras ideales para tal cometido. De esta manera tenemos a Domiziana Pritchard en las voces principales, Becky Sahira en los teclados y voces de apoyo, Mek Spazio en las guitarras, Andrea de Dominicis en el bajo y Matteo Orzi en la batería.

A través de la pequeña disquera Salty Dog Records, AyahuascA publicó en noviembre de 2019 su álbum debut Naad, un disco creado a partir del concepto de una entidad antropomórfica que representa al aparato auditivo y la metáfora de un universo sumergido. Bajo una lógica que enfrenta lo terrible y lo destructivo contra lo afrodisíaco y el éxtasis, la banda italiana desarrolla densos ambientes que invitan a pasear por el inconsciente humano por medio del sonido y la capacidad de escuchar nuestras emociones.


Al bajar la aguja sobre los surcos de Naad, nos encontramos frente a la disyuntiva de la instrumentación ácida y las vocalizaciones oníricas, logrando de esta manera que el álbum construya a su alrededor un efecto narcótico. Por lo mismo, el debut de AyahuascA puede desarrollar temas tersos que poco a poco hechizan como "Masses" con aquel ligero toque pop, pero de manera contradictoria podemos escuchar canciones hipnóticas de teclados profundos como en "The black one" donde se puede detectar algunos elementos garage.

Tras un tenue pasaje instrumental llamado "Underwater", nos encontramos con "The seer & the queen" y su misteriosa línea de bajo eléctrico que delimita la melodía hasta que todo se cubre de un halo de zozobra que eriza la piel. De igual manera, AyahuascA  recrea momentos de suspenso que bien pueden dejar a la deriva de la gravedad cero como queda demostrado en "Inner space", pero luego de provocar la elevación, el quinteto italiano nos ofrece en "I wanna fall" un tema teatral de tiempos aletargados que intentan regresarnos los pies a la tierra. El poder de la guitarra wah se puede escuchar como sustitución ideal de la voces en la acompasada "Before death" mientras un  extraño mantra se levanta a nuestro alrededor, lo que nos obliga a comparar el estilo sonoro del grupo de Parma con lo que hacen otras bandas con integrantes femeninas como Kabbalah o Stonefield.


"Cinco pasos para no quejarse
Cuenta hasta cinco y repite: uno, dos
Cinco son los ecos en el valle
Cinco son los años, las horas, los océanos
Oh estrella de la mañana enciéndelos
Ayúdame a aprovechar la caída
Fluyendo de la fuente del mal
El pozo de la sabiduría brilla.

Mujer, madres viciosas
costados viciosos
A la elegida la conozco y siempre lo he sabido

Ella mueve las piezas en el tablero de ajedrez
Los papeles blancos cantan, yo respondo
Han pasado cinco años
Intenta tú mismo juntar
todos los símbolos que dibujo
Dime los números que conozco
Mis ojos se secan y secan 
mientras leo la última página."


El primer single promocional del Naad es "Vicious mothers", un track de lírica esotérica llena de referencias mágicas a través del uso de la numerología, donde el número cinco se hace trascendental a través de sus referencias directas, la duración exacta de cinco minutos de la grabación y los cinco miembros que conforman a AyahuascA. Los hipnóticos teclados se unen con el vapor lisérgico que es inhalado hasta que todo se transforma en una ilusión ahogada en referencias místicas e instrumentos ácidos que se funden con las imágenes caleidoscópicas y el ruido blanco de una antigua televisión sin recepción. Mientras el cosmos es reflejado por los cinco extraños seres cubiertos con una obscura túnica según lo que nos ofrece el video promocional realizado por Andrea Alberici, "Vicious mothers" nos ofrece los elementos primordiales que identifican el estilo sonoro del quinteto italiano: vieja psicodelia hechizante, etéreas voces femeninas y melodías sombrías que de manera inesperada nos atrapan con algún estribillo adictivo.


Así como lo describe directamente la banda, Naad es una invitación a viajar en el interior de uno mismo por medio de la psicotrópica propuesta sonora y el embrujo del canto de sirenas que enamoran y provocan la perdición. Una vez extraviados en los más lejanos rincones del inconsciente, el hechizo construido por AyahuascA permite que aquella extraña bestia acústica tome el control de nuestros sentidos y provoque la ruptura de las riendas con las que intentamos controlar nuestras emociones. Naad entra de manera directa a las trompas de Eustaquio, y una vez en el interior, cualquier cosa es posible...


No hay comentarios:

Publicar un comentario