Páginas vistas en total

lunes, 16 de diciembre de 2019

King Hobo : el retorno del rey vagabundo


Cuando se publicó el álbum debut de King Hobo allá por el 2008, el material discográfico se anunció como el encuentro entre Per Wiberg (tecladista de Opeth y Spiritual Beggars) y Jean-Paul Gaster (baterista de Clutch), algo que a primeras luces llamaba la atención. Tras investigar un poco más, otra sorpresa se sumaba al proyecto: la participación del guitarrista de Kamchatka, Thomas Juneor Andersson. Al conocer los antecedentes musicales de cada integrante de la superbanda, la incógnita obligaba a bajar la aguja sobre los intrigantes surcos.

En su momento, aquella placa grabada en tan sólo una semana buscó la recuperación del hard blues de manera obvia por las referencias de cada uno de los miembros, a los cuales se sumaba como bajista Ulf Rockis Ivarsson. Luego de aquella joya perdida entre los grandes océanos del tiempo y el sonido, en el mes de abril de 2019 se anunció el lanzamiento del primer single promocional de lo que sería Mauga, el segundo álbum de King Hobo que sería presentado hasta el último día de mayo de 2019 por medio de la disquera Weathermaker Music.


Mauga fue grabado en el estudio Varberg bajo el control técnico de Tobias Strandvik, quien además de ser baterista de Kamchatka ha trabajado en distintos procesos de grabación con gente del nivel de Witchcraft, Arch Enemy y Dragonforce. Sin emebrago, para esta ocasión la banda se ha reducido a un trío conformado por Andersson, Gaster y Wiberg, donde éste último se ha encargado de grabar los bajos eléctricos junto con los teclados ocasionales.

Esta segunda entrega de King Hobo está pensada a través de la metáfora de una gaviota migrante que viaja sin descanso por el mundo con la intención de observar a su paso todo lo que existe en él. De manera lógica seguimos escuchando la magia del hard blues del siglo XXI, pero la mismo tiempo podemos escuchar la esencia del hard rock cercano al Deep Purple setentero como queda claramente demostrado en la poderosa "Dragon's tail" con aquel intenso solo de guitarra; así como podemos saborear  el stoner concebido a la forma de la costa este norteamericana como lo demuestra la breve pero intensa "Listen here" con este bajo comprimido que es un verdadero caramelo, además de la entrecortada "Move to the city" con su innegable esencia Clutch.


La nueva entrega del super trío está soportada en su interpretación que hacen al blues electrificado, desde la obvia "King blues" con aquel sabor melancólico hasta ese blues moderno que escuchamos en la instrumental "New Or-Sa-Leans", un tema que nos demuestra la gran imaginación compositiva de la que hacen alarde King Hobo. Y por si fuera poco, aquel track que le da nombre al álbum con su ambientación portuaria logra de manera definitiva sumergirnos en los densos sonidos del sentimiento bluesero a través de algunas posibilidades que el jazz moderno

Sin embargo, Mauga se permite explorar otros terrenos sonoros que nos hacen conocer otros gustos musicales de sus reconocidos integrantes. Es innegable el toque funky de "Good stuff"que bien puede surcar las aguas propias de Clutch hasta el repertorio clásico de los Red Hot Chili Peppers, aunque la mayor sorpresa la escuchamos en la tenue balada "How come we're blind" con sus teclados prestados por The Beatles. Finalmente nos encontramos con "Twilight harvest" y aquella sombría melodía que poco a poco sube de intensidad pero que al mismo tiempo se permite un espacio para la improvisación a través de su tersa calma.

"Esperando en la obscuridad, cambio de tripulación.
Información secreta sobre nuestro destino.
Enrollando nuestras mangas, un mal camino.
Los graneros están volando, atrapa uno sobre la marcha.

Con un nuevo par de zapatos y una mente atrevida
prepárate para un paseo vagabundo...
Nosotros siempre viajamos gratis.

Dirigiéndose hacia el oeste, un tiro caliente.
Dura competencia, un vándalo en la misión
Cubiertos por la luna, un sombrero de copa.
No hay toros a la vista, estamos listo para la luz."

Uno de los temas más interesantes del Mauga es "Hobo ride", tema que hace alusión a la estética del álbum realizada por Hippograffix sobre viajes intensos donde el destino es desconocido y lo importante es el trayecto en sí. La itensidad de su riff inicial ofrece la bienvenida ideal al álbum mientras al mismo tiempo construye un soporte perfecto para un track poderoso que bajo sus enormes capas de distorsión podemos saborear un clásico hard blues confesado en la estructura armónica que acompaña al cósmico solo de guitarra. tema directo y sin contemplaciones que en tan solo tres minutos confiesa todo lo que contiene King Hobo bajo su poder.


Debido a los compromisos que tiene cada uno de sus integrantes y a la distancia implantada por el Océano Atlántico, una serie de presentaciones en directo por parte de King Hobo resulta casi imposible. Sin embargo todo es posible, ya que alguna vez el super-trio se reunió para tocar en una mítica sesión en 2012; y como dato anecdótico, es de aquel cartel de promoción de dicho evento de donde salió la inspiración para la portada del Mauga. Quizá los astros se alineen en un futuro y tengamos la posibilidad de escuchar el contenido de este álbum en directo,  pero lo pronto sólo nos queda el consuelo de escuchar esta pequeña maravilla construida por excelentes músicos en un intento por crear cosas distintas a las que nos tienen acostumbrados...


No hay comentarios:

Publicar un comentario