Páginas vistas en total

miércoles, 15 de mayo de 2019

Void Commander : entre ásperos sonidos del pasado e invasores del espacio


Escribir sobre una banda que se encuentra a 10,000 kilómetros de distancia  siempre será difícil, pero lo será aún más si dicho grupo está además en pleno proceso de ascenso y colocación dentro de su país natal. Si a ésto le sumamos que dicha agrupación se encuentra en el transcurso de un fuerte cambio dentro de su estilo sonoro, quizá la tarea se complica aún más. Sin embargo, una vez que las inmensas mareas de las redes digitales han dejado en nuestra playa esta botella lanzada desde un lejano puerto sueco, nos sumergimos en los sonidos inspirados en las brisas del pasado.

Suecia se ha distinguido desde el inicio del siglo XXI por ser un semillero de distintas bandas que se han dedicado a la recuperación de los antiguos estilos que forjaron al hard rock durante los años setentas. Tras la incisión de Norrsken que provocó el nacimiento de Witchcraft y Graveyard, el país nórdico se convirtió en el epicentro de aquel tsunami vintage que inundó al mundo entero. Dentro de la infinidad de posibilidades que este rescate retro provocó, hubo algunos grupos que se instalaron directamente en el rock pesado inspirado el blues electrificado que sonora lo más cercano posible a las viejas grabaciones análogas como Vidunder, Svartanatt, Brutus, Nocturnal o Svvamp. Luego de una primera oleada, desde hace algunos meses se han publicado nuevas propuestas bajo esta tendencia acústica y ahora es momento de compartirlas...


Conformado en el año de 2014 bajo el resguardo del viejo puerto y base naval de Karlskrona, el trío sueco Void Commander se dio a la tarea de encontrar su estilo a través de sus gustos por el viejo rock pesado. Su primer intento se logró con la publicación de Shrooming widow en mayo de 2017, un álbum que ofrece un paseo por las densidades del stoner bajo sus tonalidades más densas y obscuras a través de instrumentos de gran distorsión sonora e hipnóticas melodías aletargadas. Aunque el disco logró instalarse dentro de un estilo muy definido con un público fiel, Void Commander decidió cambiar la dirección hasta que encontró en aquel seco hard rock directo y vintage la mejor manera de explotar su calidad interpretativa.

Como si se tratara de un primer sorbo, el trío sueco publicó en junio de 2018 su homónimo EP Void Commander, un pequeño material conformado por cinco temas que saborean los diversos sonidos del hard rock setentero, desde la psicodelia lisérgica de "Space demons" con sus oníricas figuras y adictivos coros que obligan a seguirlos, hasta el blues vaquero de "Game of mushrooms" con su amplia posibilidad para la improvisación en los solos de guitarras bajo el control de Bobby K.

Photo: Eric Gustafsson
Bajo una línea melódica más densa, "On Berg's End" nos ofrece en un hard rock que recuerda las figuras distorsionadas que dieron origen al stoner noventero donde un gordo y pastoso bajo a cargo de Linus O. se apodera de las bocinas, aunque al final una armónica nos retorna a la esencia blusera de la nueva propuesta de Void Commander. Este EP de transición en el estilo de la banda cierra con "Outlander", otra melodía hipnótica de tintes campiranos y secos donde todo es monótono hasta que, de manera inesperada, el ritmo marcado por la batería de Jimmy J. es cortado para crear una melodía
venenosa que explota en salvajes solos de guitarra que demuestran dónde se encuentra las mejores habilidades del grupo sueco.

A pesar de las diferentes posibilidades sonoras que ofrece Void Commander, este EP guarda como común denominador el uso de la fuerza desgarradora del fuzz, herramienta básica que engancha sobre la piel mientras su aspereza nos desintegra poco a poco. Asimismo, las líricas juegan un papel preponderante en el álbum, pues bajo el cobijo que ofrecen los obscuros bosques suecos que utiliza la banda como imagen, las letras nos hablan de viajes provocados por el consumo de hongos alucinógenos y seres llegados a la Tierra desde otros confines del Universo que demuestran su fuerza y su magia sobre los humanos.


Si existe un tema del Void Commander EP que puede resumir su contenido, es "Astral bodies", canción que sirvió al mismo tiempo de single promocional de dicho material. A través de un riff criminal e hiriente, la banda sueca nos desgarra las neuronas mientras el blues electrificado se transforma en un millón de asteroides que penetran cada célula del cuerpo. Sin embrago, tras la explosión sonora fundamental en un power trio, la melodía se transforma en una onírica tonada que nos hace sobrevolar por parajes misteriosos muy lejanos a los paisajes creados por el adictivo veneno inyectado en su inicio. "Astral bodies" es un monstruo bicéfalo de siete minutos que demuestra el gran poder de Void Commander a través del hard blues y la psicodelia lisérgica.

Para acompañar el lanzamiento "Astral bodies" como single, la banda presentó el video promocional dirigido por Eric Gustafsson donde podemos situarnos en los clásicos bosques nórdicos que resguardan una pequeña cabaña donde observamos a Void Commander interpretando el tema. Mientras el recuerdo de Mark Farner de Grand Funk nos ahoga mientras vemos a Bobby K. cantando y tocando su guitarra, una mujer llegada desde épocas muy remotas baila en algún paraje perdido entre los cráneos de extraños seres que alguna vez visitaron la Tierra desde lejanas estrellas. Un mágico ritual sucede entre los antiguos árboles  y los restos cósmicos hasta que una de aquellas criaturas se muestra ante la bailarina. Misterio y danza que contrastan con los dos momentos que distinguen al track, imagen y sonido coincidiendo para contar una mágica historia...


En estos momentos, Void Commander está buscando hacerse de un nombre en su tierra natal, pero su homónimo EP con su mutación sonora ha atravesado las fronteras físicas hasta legar hasta nuestros oídos ávidos de música fresca inspirada en viejos estilos. El trío de Karlskrona se incrusta de manera directa en aquel grupo de bandas vintage que busca mantener a flote aquel sonido escandinavo de hard rock directo lleno de sensaciones y posibilidades auditivas, pero si algo distingue a Void Commander de sus compatriotas es el áurea mágica que los acompaña y su gran capacidad interpretativa. Atención: estos muchachos tienen todo en sus manos para crear una memorable obra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario