Páginas vistas en total

viernes, 31 de mayo de 2019

LáGoon : el áspero doom sobre ruedas


Para comenzar el difícil camino de rock and roll, la pareja norteamericana de LáGoon subió sus instrumentos a una vagoneta y agarró carretera. Para facilitar el viaje, todo fue disminuido al mínimo hasta dejar los ingredientes básicos de su sonido en tan sólo una batería y una guitarra. Tras un tiempo de esfuerzo y construcción de un estilo propio, el dúo ha logrado publicar algunos materiales discográficos que le han permitido ser identificados dentro la amplia escena del garage rock y el proto-doom.

Fue en septiembre de 2017 cuando Anthony Gaglia y Brady Maurer decidieron unir esfuerzos para crear una banda inspirada en la cultura del skateboarding que lograra hacer coincidir la obscuridad del hard rock setentero con la desfachatez del punk y el garage en su faceta noise. Fue así como el grupo abandonó su natal Portland, Oregon para viajar por el este norteamericano con la intención de hacer llegar su propuesta sonora a la mayor cantidad de personas, y al mismo tiempo, beber directamente de otras experiencias acústicas para desarrollar su concepto. Gracias a este esfuerzo es como publicaron en febrero de 2018 de manera independiente su primer material en formato digital titulado Grim ripper, un furioso álbum donde el fuzz toma el control mientras las tablas con ruedas hacen giros sobre el asfalto.


Tras su experiencia en los pequeños locales y bares, LáGoon orientó su áspero sonido hacia el proto-doom de mórbidas líricas, provocando que sus ritmos incendiarios se transformaran en aletargadas melodías que por momentos logran crear atmósferas lisérgicas y ambientes ahogados en el misterio. Sin embargo, no fue hasta que la banda conoció a la gente de Forbidden Place Records cuando la cosas comenzaron a cambiar. Gracias a la etiqueta establecida en Denver, Colorado, LáGoon publicó en marzo de 2019 The Unwelcome, un álbum que lograría despertar la atención de los buscadores de tesoros sonoros.

The Unwelcome se caracteriza por ser un material áspero creado por diversas capas de guitarras distorsionadas, extractos de viejas películas y percusiones insistentes que asemejan una marcha lenta y lastimosa, aunque las voces nos remiten inmediatamente a lo hecho por la banda de Virginia Satan's Satyrs. Una densa neblina multicolor se posa sobre las criptas olvidadas mientras los lamentos hablan de almas en pena, ruidos desgarradores que penetran las neuronas sin piedad entre desoladoras escenas llenas de zozobra y muerte imposibles de ignorar.


El segundo álbum de LáGoon nos ofrece densos y profundas marchas fúnebres como "Last hex" con su monótona melodía o la hipnótica "The thirst", tema construido a partir de acordes sueltos que aprovechan el volumen y el eco provocado por la vibraciones eléctricas. Sin embargo, The Unwelcome no es sólo dolor y muerte, ya que el material podemos escuchar temas adictivos creados a través del boogie y el rock desértico muy de la escuela de Brant Bjork como en "Worship the van" con su historia de vida sobre las carreteras, el rock directo sin contemplaciones de "Chop city" o la ácida "Alligator (in your head)" con sus lisérgicas imágenes que saturan la imaginación. Por si fuera poco, el disco cierra la enigmática "Adieu, desierto", track que se distingue por contener algunos díalogos de la mítica película Simón del desierto, la cual fue dirigida por Luis Buñuel y protagonizada por Silvia Pinal y Claudio Brook.

Aún con las múltiples posibilidades líricas y hasta melódicas, The Unwelcome es un álbum conformado por un mismo sonido que reta al escucha a cruzar su muralla de ruido y descubra lo que se resguarda tras ella. Tras varios giros alrededor del disco bien podemos escuchar tres tracks que valen la pena resaltar: la rabia contenida en "Wheel bite" que de manera infructuosa jamás ocurre, la venenosa figura de "The unwelcome" que nos recuerda mucho el estilo patentado por los suecos de Salem's Pot y la infinita pesadumbre de "Live through death".


El volumen sube poco a poco hasta dominar el ambiente acústico por medio de una suave melodía hipnótica. El volumen sube y la distorsión nos ataca con su furia mientras se entona una marcha fúnebre que marca nuestro lento paso. Entre las sombras y la obscuridad se esconde la muerte mientras espera el momento adecuado para arrancar la vida y obligar al cuerpo desfallecido por el lúgubre portal. Las voces que antes era burlonas y satíricas ahora se torna dolorosas y frías como la atmósfera que nos ha envuelto completamente. Si lo que buscamos es un estilo propio dentro de lo que nos ofrece LáGoon, la respuesta está indudablemente en "Live through death".


Aquí está The Unwelcome y su desgarradora como desoladora propuesta sonora. Escondido tras las densas neblinas de distorsión y ruido eléctrico, LáGoon resguarda en secreto un elemento mágico que lo distingue inexplicablemente de otras opciones cercanas a su estilo. La pareja de Portland tienen en la mano la manija que los puede hacer cruzar la puerta hacia otros sombríos parajes que logren profundizar lo alcanzado en este segundo material, así que sólo es cuestión de tener paciencia para esperar su maduración mientras seguimos descubriendo cada uno de los elementos escondidos en esta grabación...


No hay comentarios:

Publicar un comentario