Páginas vistas en total

miércoles, 27 de mayo de 2020

Vitskär Süden : el lento rastro del temor y la obscuridad


Los senderos de la sonoridad son múltiples gracias a que éstos tratan de reflejar las infinitas posibilidades que ofrecen los sueños, las memorias y el pensamiento. Quizá un recuerdo, quizá una vivencia o quizá un instante pueden servir para la inspiración y la música se desarrolla hasta crear una escena propia más allá de aquello que sirvió de soporte. Como si fuera un guión, el ruido toma forma y se materializa en un ente, en una atmósfera, en una obscura historia...

Hace unos días fue publicado el álbum debut de Vitskär Süden, una banda originaria de Los Ángeles que merece ser degustado de manera detenida y pausada. Su propuesta sonora está basada en la creación de ambientes sombríos a partir de tenues capas que se sobreponen una tras otras hasta construir un dulce velo hipnótico de oníricos resultados y sombrías esencias. Su magia nace de aquella ciudad que le da la espalda al desarrollo tecnológico para mirar al cielo mientras cae la noche sobre el desierto californiano, aunque la inspiración surge de la imaginación literaria de la llamada "weird fiction" que han confeccionado escritores como Robert W. Chambers con su The king in yellow hasta Laird Barron con su The imago sequence & other stories.


Vitskär Süden nace del encuentro musical del bajista y vocalista Martin Garner con el baterista Christopher Martin luego de dos décadas de coincidencias y trabajo sonoro compartido. A ellos se unieron los guitarristas Justin Goldberg y TJ Webber logrando así el equilibrio entre armonía y ritmo que distinguen a la agrupación entre largos pasajes atmosféricos que rondan entre el introspectivo rock progresivo y la psicodelia mística.

Más allá de la tenue luz que tratan de provocar temas como "Ice & haze" con sus escalofriantes juegos vocales o los intensos ecos y reverberaciones de "Painted faces",  el debut de Vitskär Süden es una mezcla entre ciencia ficción con historias de terror y fantasía que construyen una densa atmósfera ahogada en largas pesadillas y misterios interminables. La inicial "War machine crimson" con aquel bajo saturado y guitarras distorsionadas parecen marcar un camino de sonidos agresivos controlados por el velo de los sueños terribles, algo que continúa en la estremecedora "Blue alley filth" con sus sintetizadores y frías voces, pero cuando llegamos a "Dark passages" con aquella estela de  sombríos pasajes sabemos que el álbum nos mantendrá bajo ese sosiego del que será imposible desprenderse. Los sonidos insistentes de "Heatens" buscarán otorgar al disco un dinamismo más allá de la sensación general de desesperación y obscuridad, pero al escuchar la concluyente "Dawn of the monolith" terminamos por comprender que el anhelo por escapar de la melancolía y el temor no llegará junto con las primeras luces del amanecer.


"Una reserva final para encontrar algo de paz.
El pacto está roto, la respuesta yace debajo.
Perplejo, temores sinuosos.
El agua golpea tu cuello goteando a través de la cocina
entrando al final.

El término de la locura.
Los vestigios de uno mismo.
Girando al blanco y oro.
El martillo encuentra al clavo.

Adulación temerosa, un caparazón temporal
¿Es ésta la vida que dejas detrás?
¿Es ésta la vida que perdiste?
Una deidad abandonada.
El pasajero, él la rescató.
El buzón aún está vacío.
El rastro del caracol."

Vitskär Süden escogió como tema promocional a la sombría "Trickle of the snail", efectivamente un track de paso lento como el avanzar de un caracol sobre el suelo. De manera irónica, en su trabajo visual que acompaña el lanzamiento podemos observar un sobrevuelo que muestra el follaje de un gélido bosque mientras los sonidos hipnóticos se van levantando hacia ambas posibilidades de la estereofonía entre los lamentos de una guitarra y un ritmo que hechiza y jamás levantará el vuelo. Y aunque el tema no podrá explotar en plenitud, en el track podemos detectar rabia en ciertos acordes y en algunos golpes que marcan su tiempo, pero el velo de los sueños y el temor caerá sobre nosotros como una pesada losa que tendremos que cargar eternamente sobre nuestra espalda.


Las texturas del álbum debut de Vitskär Süden son lo bastante densas para atemorizar al más valeroso escucha, pero al mismo tiempo lograrán extraviar al más experimentado viajero sonoro. Quizá encontremos la brújula ideal en aquella literatura que habla sobre terrores cósmicos y horrores ocultos ante la grandiosidad de nuestro planeta, pero si de algo podemos estar seguros es que será imposible eliminar esa desazón que se respira a cada surco de este material discográfico. Su escucha no es sencilla, pero la primera prueba a Vitskär Süden nos servirá para saber hasta dónde tenemos la capacidad para vacilar entre la zozobra y los oníricos pasajes que provocan las lentas pesadillas que resguardan nuestra memoria...


No hay comentarios:

Publicar un comentario