Páginas vistas en total

jueves, 7 de noviembre de 2019

Jangar : los ásperos sonidos de la isla de Bali


La historia de la isla de Bali ha estado relacionada con la colonización holandesa y la conformación de Indonesia como nación. Descrita como paraíso turístico con una gran tradición cultural propia donde destaca la danza, el vestido, la joyería y la música gracias a un estilo particular conocido como gamelán; en este rincón del mundo ubicado entre Asia y Oceanía también a sucumbido frente a los procesos de transculturización que el Occidente ha desarrollado a través del uso incesante de las redes sociales y las tecnologías de la información, provocando que otros géneros musicales sean desarrollados sobre la los estilos tradicionales.

Sin embargo, dentro de estas situaciones de encuentro y desencuentro cultural, existen agrupaciones que han logrado asimilar aquellos géneros musicales ajenos a sus territorios para construir una propuesta sonora desde su propia perspectiva y su propia lengua. Aprovechando los grades flujos de datos que contiene la Internet es como hemos llegado a las aguas de Jangar, una banda de Bali que ha utilizado el hard rock y algunas de sus variantes cercanas al stoner metal y el doom para componer una serie de canciones interesantes que ahora han sido encapsuladas en un álbum titulado Jelang Malam, publicado el 1° de octubre de 2019.


Jangar se conformó en el año de 2015 a través de Gusten Keniten en las vocales, Dewa Adi en la guitarra, Rai Biomantara en el bajo y Pasek Darmawaysya en la batería, quienes en el año 2016 publicaron un EP homónimo que les sirvió como una declaración de intenciones a partir de cuatro tracks rabiosos que demuestran el gusto de la banda por hacer temas con acordes fuertes y juegos corales que invitan al canto y al headbanging. Sin embargo, el estilo mostrado por el cuarteto fue en dicho momento muy cercano al metal alternativo de finales del siglo pasado, por lo que su propuesta quedaba reducida a una recuperación de aquellos sonidos.

No es sino hasta la publicación de su álbum debut Jelang Malam cuando podemos escuchar en Jangar a una banda con una propuesta sólida sin abandonar sus marcadas influencias en el stoner desértico californiano, el stoner metal del nuevo siglo y otras variantes. Aunque el grupo busca respetar el sonido "occidental" de dichos géneros muy lejos a lo hecho por sus compatriotas de Mooner con su mezcla de proto-doom y hard psych basado en sonidos representativos de Indonesia, Jangar construye un estilo muy concreto sin caer en los regionalismos mientras nos hace recordar  al mismo las aportaciones hechas al género por bandas importantes como Kyuss, The Sword o Monolord; pero sin caer en el cliché de cada uno de ellas.


Jelang Malam es un disco directo con un gran trabajo técnico que permite identificar cada uno de los elementos que lo integran mientras disfrutamos de un sonido desgarrador que invita al movimiento de cabeza y al canto unísono. Para crearnos una idea clara de lo que podemos encontrar en el disco, escuchemos sus singles promocionales: si bien nos podemos encontrar con la furia y la rabia contenida dentro de los acordes violentos de "Negeri nego", el cuarteto de Indonesia puede ofrecer temas más retenidos que no pierden su poder natural como en "Kami Tahu" y su misterio inherente o propuestas más aceleradas que juegan con la intensidad como en "MSG" y sus interesantes figuras de guitarra que saben aprovechar los tiempos entrecortados de su melodía.

Sin embargo, el primer álbum completo de Jangar no se queda tan sólo en definir su estilo propio, ya que también se da la oportunidad de experimentar otros panoramas sonoros como queda claramente demostrado en la figura insistente pero adictiva de "Kesurupan" más allá de sus ocho minutos de duración o en los obscuros ambientes de las dos partes de "Haerath" que bien logran sumergirnos en densos abismos para finalmente construir una forma para rescatarnos y levantar el vuelo. Aun así, Jelang Malam contiene otros tracks que tienen la capacidad de sorpresa dentro de un estilo definido por la banda durante sus años de formación, como en la concreta "Aum Cilengkrang", la hiriente "Proklamator" con sus interesantes cambios de tiempo y en la concluyente "Sangkala" con sus ásperas guitarras.


El primer single de Jelang Malam es su inaugural "Konstan", un track venenoso provocado por su figura insistente que confiesa su gusto por el stoner metal cercano al estilo desértico. Mientras una animación nos muestra a un motociclista levantando el polvo de los arenosos caminos, escuchamos un tema poderoso que habla sobre la constancia necesaria para lograr una verdadera transformación, quizá una que logre llevar a otra dimensión distinta a las conocidas. Áspera voz, guitarra desgarradora, bajo sostenido y batería constante... combinación ideal para atrapar y despertar el interés por el resto del material.


Si aun no nos quedara claro lo que busca Jangar con su propuesta sonora, la banda de Bali publicó hace unas semanas un documental sobre todos los elementos que forman parte de su Jelang Malam: su cuarto de ensayo montado dentro de un taller de reparación para motocicletas, el ambiente cultural de su isla, el poder de sus amplificadores Orange, la importancia de la parte gráfica que forma de su material discográfico, entre otras cosas contenidas en sus 18 minutos de duración.  Por lo pronto, que sirvan esta líneas para invitar al lector a introducirse a la propuesta sonora de una banda de stoner metal hecho bajo la óptica de Indonesia, quizá un acercamiento intercultural que nos permite comprender otra visión del mundo a partir de un género sonoro en común... y Jelang Malam contiene los elementos suficientes para iniciar el diálogo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario