Páginas vistas en total

lunes, 17 de junio de 2019

J A V A : un sonoro paseo por la inmensidad del Universo


La gran ciudad logra coincidir a la costa mediterránea y las dunas desérticas. El seco ambiente se aferra a resistir al calor del día mientras el frío de la noche nos alcanza para permitirnos observar el cielo estrellado con toda su magia y misticismo. Teniendo la música como único vehículo para traspasar las fronteras de nuestra galaxia, extensos paisajes cósmicos se tienden frente a nuestra mirada como si se tratara de un salvaje espectáculo difícil de comprender e imposible de abarcar. Sonido que acompaña al enfrentamiento entre la luz y la obscuridad eterna, ruidos ambivalentes que juegan mientras los astros se aferran a su brillo contra la nada.

A través de la reconocida disquera Reality Rehab Records, en el mes de mayo de 2019 fue publicado en una limitada edición de cincuenta piezas el álbum debut de J A V A, una banda originaria de la metrópoli conformada por Tel Aviv y Yafo, en Israel. Dicha etiqueta discográfica se ha distinguido por compartir al mundo parte de lo que ocurre en la escena judía alrededor del hard psych y sus derivaciones (con agrupaciones como Love your Witch, Warp, Heavy Stone o The Great Machine); pero en esta ocasión, el material rompe con todas las etiquetas sonoras para transportarnos a los confines del Universo.


J A V A surge del encuentro entre el guitarrista Gilad Kessler, el bajista Jonah Helfman y el baterista Dan Deutsch con la intención de hacer música que fluyera de manera natural a partir de la coincidencia de diversos géneros musicales como el funk, el free jazz, la psicodelia y hasta el progresivo inspirado en el space rock. El resultado final lo podemos escuchar en Interstellar Translator, una colección de seis temas instrumentales que sirven de telón de fondo para un paseo galáctico que al mismo tiempo incluye el misterio que provoca la ausencia de gravedad, la ensoñación producida por desoladora imagen de la inmensidad espacial y hasta la violencia que surge por el choque de materia y la energía que los cuerpos contienen cuando ocurre su implosión.

El debut de J A V A se inscribe dentro de la búsqueda de muchas bandas en el mundo por alcanzar una experiencia estética a partir de la imaginación provocada por el cosmos y todos los misterios que resguarda. Para el caso del trío hebreo, su propuesta sonora está hecha de ensoñaciones e improvisaciones que encuentran su destino por medio de los senderos que recorren, demostrando a l mismo tiempo la capacidad interpretativa con la que cuenta cada uno de los integrantes de la banda.


Interstellar Translator funciona de manera orgánica como si se tratara de un soundtrack interno para el viajero e intergaláctico que vaga por la inmensidad del espacio sideral, música de fondo para el astronauta que descubre las infinitas posibilidades de un universo en expansión lejos de su comprensión. Cuando escuchamos la inaugural "Goosefeet" nos enfrentamos a largas notas que aprovechan la aspereza de la distorsión para crear una sensación de arranque, un inicio de vuelo hacia las estrellas sin retorno. Si bien su continuación  "Zeus ligthning" nos azota con el golpe de un rayo cósmico a través de fuertes acordes y riffs certeros, el álbum contiene de manera opuesta temas oníricos y hasta sombríos como "Pfs" que logran trasmitirnos el vacío total que forma parte del cosmos.

Asimismo, el primer material discográfico de J A V A se permite desarrollar paisajes sonoros diversos con temporalidades variantes. Por un lado podemos tener un track breve y conciso como "Paging" con su sus juguetonas figuras de fácil asimilación, pero al mismo tiempo podemos escuchar un tema colosal con diversas posibilidades auditivas que demuestran la lógica de travesía e investigación que se respira durante la totalidad del Interstellar Translator, como en "Zucchini Town Massacre" con su inminente tufo a Medio Oriente o "Chilean seabass" con sus tenues atmósferas que hechizan poco a poca hasta lograr la hipnosis total y, ¿por qué no?, un orgasmo auditivo.


Para comprender un álbum como Interstellar Translator, se requiere captar la esencia que tiene su química en el ensamble y la improvisación, la magia de los sonidos que fluyen a través de un concepto que mira a las estrellas y provoca sensaciones a partir de ellas. El trabajo auditivo logrado por J A V A es intuitivo, pero el resultado es integral y orgánico como si se tratara de una entidad con vida propia que sabe cuando arrancar y cuando desaparecer. La combinación de tonos que se enfrentan entre sí hasta crear un soporte preciso para el despegue y la travesía mientras olvidamos el tiempo y el espacio.


J A V A logra transportar al escucha hasta galaxias desconocidas, pero quizá el principal logro de su Interstellar Translator es crear una herramienta sonora que permite confluir múltiples estilos para conformar diversas atmósferas que logran mantener al filo del asiento a ese viajero cósmico. Mientras fluyen los sonidos construidos con diversas intensidades y ritmos desafiantes, la imaginación de tres jóvenes hebreos se refleja junto con el brillo del manto estelar. El transbordador a comenzado su cuenta regresiva... ¿desean tomar un boleto y comenzar el viaje?


No hay comentarios:

Publicar un comentario