Páginas vistas en total

viernes, 14 de agosto de 2020

Purification : la sonora guerra contra la religión

 


Existen personas que se declaran ateas, quizá agnósticas, pero hay otras que definitivamente se presentan como anti-religiosas. La idea del Cristo redentor es destrozada hasta sus cimientos con la intención de terminar con la institución que se ha servido de la fe para controlar los rebaños humanos. Sin embargo, existen diversas maneras de realizarlo, ya sea desde la publicación de textos hasta la declaración hereje, pasando obviamente por la composición musical. Purification es el claro ejemplo de esta última opción...

Purification nació del encuentro entre Marshall William Purify y Lord Donangato en la obscura ciudad de Portland, Oregon durante 2018. La consumación de sus ideas críticas y su gusto por el sonido del primer metal y la densidad del doom se vio reflejada en la publicación de su demo 1642 y su primer EP titulado 1455, pero no fue hasta la edición de su álbum debut de junio de 2019 bajo el nombre de Destruction of the wicked cuando el proyecto tomo una verdadera forma bajo un concepto sólido de ruido y protesta. 


Una vez construida la base de la banda, la llegada de un nuevo integrante permitiría la posibilidad de afianzar a cada miembro en sus correspondientes instrumentos y posibilitar el traslado de esta sonora herejía a los escenarios. De esta manera, podemos encontrar a Marshall William Purify encargándose de los graves quejidos del bajo, Lord Donangato de la hiriente guitarra y a Count Darragh de las tribales percusiones. Soportados en la idea de un power-trio, la banda abandona el usa de los sintetizadores para crear un sonido más puro y a la vez más crudo con la intención de construir una atmósfera más áspera que se adaptara a su negro sermón.

De esta manera, y aprovechando la plaga viral que ha azotado al mundo, Purification registró su segunda placa bautizándola con el nombre de Perfect doctrine, un álbum directo y desgarrador presentado el último día de julio de 2020. Bajo este contexto de enfermedad y muerte, el material discográfico nos ofrece un densa tormenta de sonidos aletargados que sirven de telón ideal para criticar al cristianismo, ensalzar a su contra imagen enfocada en el maldito y desatar las pesadillas en una humanidad decadente que ha perdido el control de su destino por culpa de una falsa creencia.

 
Perfect doctrine es una colección de ocho temas que retoman el doom y los primeros instantes del heavy metal para tomarnos de la mano y llevarnos así a través de un paseo por los abismos hasta dejarnos en la antesala de la muerte. Para otorgarle un elemento onírico a dicha travesía, la banda norteamericana le ha sumado a sus cuerdas algunos elementos lisérgicos que permiten colorear por momentos su obscuridad obsesiva. Si deseamos identificar plenamente estas características, necesitamos escuchar de manera detenida su tema central "All the glittering jewels", un track viscoso de lento paso dividido en dos partes que nos sentencia que no existe salvación ya que la destrucción está frente a nosotros gracias a las mortales máquinas que ha soltado Satanás sobre la humanidad. 

Tratando de mantener una misma unidad sonora, Purification construye sus temas a partir de acordes concretos y desgarradores que acompañan a una voz sepulcral que aprovecha su púlpito maldito para anunciarnos la inminente destrucción. "Of the wing of pestilence, darkness takes flight" retoma los cánticos religiosos para crear una densa oda dedicada a las almas crucificadas que serán quemadas eternamente por las hogueras de odio, pero esta tétrica melodía palidece ante con el sonido lento y pantanoso de "Dark age warlord resurrected by seditious trickery" y su gemela "Sabbatharian blood feud" con su anuncio apocalíptico provocado por una inminente guerra nuclear. Aun con estos sombríos himnos, Perfect doctrine nos comparte track más armoniosos sin perder su sombría esencia como en "Throw away the cross", pero el material se aferra a su lúgubre ambientación en "The Theurgy / Hymm 99", última canción del disco que logra el éxtasis cuando alcanza su acelerada explosión final.


"El mundo entero es una zona de guerra
y tu vida se torna sombría.
Sus fantasías son tus mentiras
y tu dolor parece que no debería  nunca terminar...
nunca terminar.

Tan llenas de mentiras, esas víboras descansan sobre
lo desconocido, lo inamovible.
En el jardín, en las rosas
las malvadas formas esperarán la sangre.
Bajando, bajando directo al infierno.
Encierra al mundo en una celda de la prisión.
Odio consagrado como ley sagrada.
Dicho orgullo siempre llega antes de la caída...
antes de la caída.

Los amantes no pueden ser capturados
Hoy repararé mi corazón roto
Eleva el signo del Alto Sephirot
para volar, para volar, para volar
lejos de esta pesadilla."

El primer single del Perfect doctrine es su tema inaugural "Opium blade", que al hacer honor a su nombre, escuchamos un áspero doom lisérgico de ácidas voces, melodía de hipnótica cadencia y ruido desgarrador. Acompañado el lanzamiento de un trabajo visual donde podemos ver a la banda tocando entre coloridas flores y caleidoscopios mientras la biblia es mancillada, el track nos ofrece un viaje alucinógeno de sonidos pesados que de manera inmediata nos hace remitirnos a las propuestas sonoras de bandas como Beastmaker o Tempelheks. Quizá este track no represente los que es la atmósfera general del álbum que lo contiene, pero es un hecho que es el tema con mayor capacidad de toxicidad que pueda provocar un llamado de atención mientras se levanta un aquelarre a su alrededor.


Perfect doctrine define los conceptos líricos y sonoros de Purification a través de su obvia postura antireligiosa por medio del uso del metal tradicional y el doom acidificado. Pero más allá de los prejuicios y clichés, el segundo disco de la banda de Portland debería ser escuchado como una densa obra obscura que habla sobre los horrores que acechan a la humanidad a través de la dualidad entre la divinidad y la maldad. Guerras, enfermedades y creencias han arrastrado al ser humano a su degradación y su muerte, provocando que Purification reúna todas estas temáticas en un material discográfico difícil de digerir para las mentes piadosas y los oídos sensibles...

No hay comentarios:

Publicar un comentario