Páginas vistas en total

miércoles, 19 de agosto de 2020

Butterfly : el poderoso renacimiento del heavy metal clásico

 


Uno de los lanzamientos más interesantes de lo que va del año 2020 es el álbum debut de la banda australiana de Buttlerfly, un material electrizante que recupera toda la magia del heavy metal setentero para crear una colección de nueve temas que logran realmente recuperar el antiguo espíritu de un género que se ha bifurcado en cientos de posibilidades tras el paso del tiempo. Sin embargo, para poder desmenuzar este bocadillo sonoro, se requiere tener la paciencia suficiente para saborear lentamente y lograr con ello descifrar todas las sorpresas que se esconden en él.

Butterfly nace a principios de 2017 en la ciudad australiana de Melbourne por medio del encuentro de cuatro viejos marinos dentro de las aguas del rock: el bajista Phil Gresik, el baterista Rob Wog y los guitarristas Luke Robertson y Phillip T. King. A través de su amor por el metal clásico desarrollado en la década de los años 70's, el cuarteto construyó un disco lleno de reminiscencias a bandas poderosas que en principio parecerían imposibles de hacer coincidir en un mismo track: UFO, Thin Lizzy, Iron Maiden, Wishbone Ash, Scorpions y Uriah Heep. 


Bajo el nombre de Doorways of time y una portada épica que muestra a dos personajes míticos bajo un juego interesante de colores pálidos, nos encontramos con el álbum debut de Butterfly, el cual podría colocarse enmedio de los dos extremos del hard rock australiano de la última década; en cual tenemos por un lado a Witchskull con su ruidoso satanismo y por el otro al glam rock mezclado con blues eléctrico de Jungle City, pasando por el sonido directo de la obvia referencia sonora de Wolfmother.

Más allá de las comparaciones y referencias con otras bandas del género, el álbum debut del cuarteto del Melbourne ofrece un recorrido a los orígenes del heavy metal y el hard rock con la intención de crear un material de alto nivel infeccioso gracias a sus riffs afilados y melodías tóxicas. El fuerte del debut de Butterfly está en los tracks ásperos de rock puro como escuchamos en valvular "Heavy metal highway" con su obvia referencia motera, la sureña "The sin" con sus guitarras slide o en el crudo track que bautiza al álbum con aquel sabor a rock potente que al menor descuido se transforma en NWOBHM o en una tétrica melodía de voces metafísicas. 


Lejos de lo que podríamos esperar, Doorways of time nos regala diversas visiones sonoras sin permanecer de manera aferrada a un mismo estilo, lo que nos permite disfrutar de un audiorama rico en posibilidades, algo que queda demostrado con el rol protagónico de la voz cantante que es compartida entro los integrantes de la banda. "Climbing a mountain" ofrece una larga introducción donde podemos deleitarnos con un hard rock que mezcla el groove comercial de Kiss con las entonaciones más crudas del rock setentero con figuras rebuscadas que rompen la melodía principal. Pero de manera opuesta, "Nobody" baja las revoluciones ofrecidas por el disco para someternos a una misteriosa áurea de acordes arpegiados que finalmente explotan en un solo de guitarra bastante afilado.

Aun así, el debut de Butterfly nos regala remansos auditivos que permiten darle mayor potencias a las tormentas  que se resguardan en su interior, como queda claramente definido en "Crawling", un tema que comienza con acordes sueltos muy básicos que permiten a la guitarra construir una explosión de notas hasta que una vez electrificado el escucha se nos ofrece una suave melodía que enamora con su embeleso. Como bien podríamos esperar, Doorways of time cuenta con hermosos puentes como la bella melodía de despedida en su lírica que es "The night is on it's way" con todo y su ritmo militar entonado por los tambores mientras escuchamos el correr del agua, aunque también tenemos la concluyente e instrumental "The scorpion" construida a partir de teclados atmosféricos y guitarras electroacústicas. 


Quizá uno de los tracks más interesantes de este primer disco de Butterfly sea su inaugural "Desert chase", un tema de cuerdas cortantes y una línea armónica que obliga ha ser seguida hasta que un solo de guitarra explota por las bocinas como demostración de la capacidad interpretativa de la banda. Los amplificadores son encendidos y su natural ruido eléctrico zumba a través de los parlantes hasta que el bajo nos regala la armonía principal y las guitarras nos cercenan poco a poco. Una larga introducción instrumental nos sumerge en el poder interpretativo del cuarteto hasta que la línea vocal nos arranca los pies de la tierra. Su innegable sabor a antaño nos transporta de manera inmediata a los primeros segundos del heavy metal, pero el track guarda su esencia más allá de las guitarras gemelas, las voces agudas y su ritmo entrecortado.

Doorways of time es sin duda un álbum debut preciso que no se avergüenza de mostrar sus influencias, y por el contrario, decide tomarlas como punto de partida para crear una colección de temas venenosos que saben jugar con las posibilidades de la intensidad inyectada en los momentos precisos. Si lo que se busca es comprender la influencia del heavy metal como género dentro de la escena de la segunda década del siglo XXI, el primer material discográfico de Butterfly tendría que convertirse en una referencia obligatoria... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario