Páginas vistas en total

lunes, 10 de agosto de 2020

Night League : las múltiples posibilidades de una pareja metalera de Noruega

 


Un grupo de muertos vivientes han detectado nuestra presencia y ahora es momento de buscar la manera de huir de la situación, sin embargo ya es demasiado tarde. Tras ser mordidos por estos entes nocturnos, nuestro cuerpo ha mutado en carne putrefacta dispuesta a perseguir la vida para infectarla. Así como es descrita esta escena, una colección de temas venenosos construidos por una pareja noruega han logrado arrancar una parte de nuestra atención para dejarla eternamente enferma con su concreta propuesta sonora que es necesaria repasar en estas líneas.

Night League nace del encuentro entre la bajista Marita Sundet y el guitarrista Trygve Johan Solheim en un intento por crear nuevo material tras la pausa colocada sobre Grimskull, la banda de metal a la cual pertenecían ambos desde 2009. Para esta ocasión, la pareja retoma al viejo NWOBHM como principal caballo de batalla para mezclarlo con algunos elementos del primer metal nórdico y hasta el ochentero metal glam, obteniendo como resultado la publicación de su homónimo álbum debut en julio de 2020 a través de la disquera Skullcrack Records. 


Night League es un álbum interesante desde el punto de vista de la recuperación de los viejos sonidos que le dieron origen al metal como género, recuperando la esencia de los primeros y crudos sonidos de bandas como Iron Maiden y Judas Priest sin olvidar la tradición escandinava o la suciedad de dicho estilo bajo los conceptos americanos de Mötley Crüe. De esta manera, el material discográfico se convierte en una colección de ocho temas balanceados que logran mantener una misma atmósfera sin estancarse en su fórmula básica.

Quizá sea "Trashing revolt" lanzada como primera mordida del debut la que de manera inmediata nos atrapa con sus notas intensas y entrecortadas bajo una neblina de salvajismo y agresividad que es imposible ignorar. Los juegos vocales del track que beben directamente del eterno Rob Halford nos muestran la mezcla perfecta entre Mara y TJ Cobra, pero quizá sea la melodía de este primer tema el que logre capturar al escuchar para despertar en él un deseo por saber qué más hay en el resto del disco.


Lejos de mantener aquella intensidad lograda en su track inaugural, el álbum debut de Night League es un encuentro de melodías adictivas que juegan con las posibilidades del metal clásico hasta lograr una múltiple paleta de colores que van desde un directo rock de estadio mostrado en "Shock" hasta una balada de guitarras electroacústicas que juegan con el pop melódico del Fleetwood Mac setentero y los primeros momentos del suave metal progresivo que llea por nombre "Rise from the ruins". Sin embargo, el primer material de los noruegos alcanza sus momentos climáticos cuando se decide subir a la carrera loca de un caballo desbocado como se escucha en la rabiosa "Viper" con su hermoso puente musical de guitarras gemelas y bajo punteado.

El sonido alcanzado por Night League es sin duda creado por TJ Cobra, quien además de tocar la guitarra, la batería y los teclados, produce el álbum en su totalidad. Parte de este trabajo se puede apreciar con plenitud en "Fallgate to hell", el colosal track instrumental de tintes grandilocuentes y misteriosos que demuestran la calidad interpretativa del músico. Sin embargo, el aporte de Marita lo podemos escuchar en la magia de sus líricas y su atmosférica voz como se demuestra en la sombría "Unholy union" con su obvio sabor a doom, sin olvidar además al hard rock directo muy escandinavo que se escucha en "Night league", canción que dota de nombre a la banda y al disco.


"La energía del motor está debajo de mí
Lo disfruté y me sentí libre
en un camino hacia un mundo completamente nuevo
porque he visto al viejo estrellarse y quemarse.

Había caos en las calles 
Todo lo que escuchamos eran mentiras y engaños
La gente gritó y cayó sobre sus rodillas
mientras el fuego ardía y quemaba sus súplicas.

Tomé un bando y traté de luchar
Me mantuve firme porque sabía que estaba bien
El poder de la locura me detuvo
No hay forma de ganar y llevarse la corona.

Terror mecánico, la batalla continuó
La armadura era fuerte, héroes muertos y desaparecidos
Me enfrenté al mal para acabar con todos
La única manera era que el mundo cayera.

Salté sobre mis ruedas y aceleré
Manejando tan fuerte, nunca me detendré 
Contra el fuego
Contra el miedo
Estoy eligiendo mi equipo

Son las ruedas del guerrero..."

Bajo un obvio sabor a carretera, polvo y motocicletas, Night League nos ofrece en "Wheels of the warriors" la demostración de su propuesta sonora, pues lograr arrancar con un riff asesino que desgarra, pero que a los pocos instantes se transforma en una melodía de metal glam para después crear un puente sonoro construido bajo las premisas del NWOBHM. El encuentro de la voz masculina con la femenina crea una tensión perfecta mientras las armonías logran que el tema fluya sin comprometer sus figuras. Por lo pronto, el trabajo visual que acompaña al single nos muestra los clichés de un tema como el presentado: cuero negro, estoperoles, motoclicletas y explosiones militares.Sin embargo, el encuentro de distintos estilos en una misma composición requiere tener la suficiente apertura como para asimilar el track bajo sus múltiples posibilidades y no tomarla tan sólo como un collage sin sentido de géneros. 


Night League ofrece un buen ejercicio de lo que es la recuperación de los sonidos clásicos de un género que se ha ahogado en referencias obvias de las cuales es imposible escapar, pero más allá de caer en una caricatura, la pareja noruega logra crear un álbum equilibrado e interesante que requiere ser digerido detenidamente para detectar cada uno de sus elementos y disfrutar sin prejuicios cada uno de los temas que lo conforman. Tras esta primera entrega, la banda escandinava podrán encontrar los rasgos que más le funcionen a su propuesta para recuperarlos en un próximo material discográfico que sea más concreto y mejor desarrollado tras este primer intento. Por lo pronto, será necesario dejar madurar su debut y permitir que la pareja exponga su trabajo sobre los escenarios...
 

1 comentario: