Páginas vistas en total

viernes, 29 de marzo de 2019

Full Tone Generator : cuando Australia se encontró con California


"La shitstorm es una especie de reflujo,
con todos sus efectos destructivos"
En el enjambre, Byung-Chul Han (Alemania,2013)

Cuando pensamos en el stoner hecho en Australia, nuestro referente inmediato es Don Fernando, banda de Melbourne formada en 2006 que tras un legado de tres discos y un EP se desintegró a finales de 2017. Una vez solo, Andy Simpson (vocalista y guitarista) decidió trabajar con algunos temas que tenía en maquetas con la intención de grabarlas como proyecto personal, por lo que envió el material a Brant Bjork hasta California para que fuera él quien lo produjera. La sorpresa no quedó tan sólo en que el ícono del desert rock haya aceptado, sino que él deseaba ser parte del proyecto... Así inició la historia de Full Tone Generator.

Bajo el seudónimo de Andy Fernando, el músico australiano cruzó el Oceáno Pacífico acompañado del guitarrista y bajista Brad Young para grabar a mediados del 2018 en el estudio de Brant Bjork ubicado a la mitad del desierto californiano. A través de algunos temas definidos y algunas improvisaciones, las sesiones de grabación dieron como resultado Valley of the Universe, el poderoso álbum debut de Full Tone Generator donde podemos escuchar el stoner estridente como se comprende en Australia y su encuentro con el rock desértico lleno de cannabis como lo concibe la escena de Palm Desert. 


Cuando escribimos sobre Brant Bjork es hacerlo sobre una parte fundamental del stoner bajo la perspectiva arenosa y las dulces hierbas, lo que nos obliga a mencionar a Kyuss, Fu Manchu y Vista Chino. El reconocido baterista norteamericano coincidió con Andy durante la gira promocional del Tao of the devil (reseña-review) que tocó Australia y Nueva Zelanda en mayo de 2017, por lo que la invitación a trabajar juntos no fue del todo una sorpresa. Sin embargo, para que el sonido desértico  que buscaba Full Tone Generator fuera logrado, el mítico músico californiano invitó a su mano derecha en los controles técnicos: Bubba Dupree. 

Más allá de lo que podríamos esperar, Valley of the Universe es un álbum que toma como base el rock desértico para caminar sobre diversos senderos, lo que nos permite escuchar poderosos temas de hard rock llenos de boogie como en la inaugural "Let good times roll", tema que sirve de primer single gracias al innegable tufo a lo que ha hecho Brant Bjork durante sus dos últimos discos solistas. Sin embargo, Andy Fernando se permite así mismo abandonar lugares comunes para crear melodías más ásperas como "I only love you when I'm loaded", track desgarrador que asimila el stoner más crudo que finalmente logra explotar en un fuerte y denso viaje por el cosmos.


Valley of the Universe está claramente dividido en dos secciones: una creada a partir de temas definidos que fueron terminados de construir en las sesiones de grabación y otra hecha a base de  largas improvisaciones lisérgicas bautizadas como "Shermin drive". La libertad musical que se respira en estos jams nos demuestran la química lograda entre los tres músicos durante las grabaciones, lo que terminó siendo necesario registrar en el álbum publicado.

Sin embargo, aquellas maquetas propuestas por Andy Fernando que fueron terminadas bajo la influencia del desierto californiano son las que realmente valen la pena resaltar. "No future" es un acelerado golpe punk dificil de frenar, la misteriosa "Preacher man" está construida a partir de un riff concreto que sube de intensidad mientras el recuerdo a Kyuss flota en el ambiente, pero "Never to return" logra encontrar un sonido propio a partir de una figura fuerte muy lejana al cliché del stoner desértico, pues sus radicales cambios de melodía logran al final crear un track colosal que te puede sumergir en aguas abismales como tomar de la mano para invitarte a un paseo por las galaxias.


Si buscamos un tema que logre definir sonoramente a Valley of the Universe, sin duda "Shitstom" es el track ideal. Su ritmo inicial nos ofrece una colección de acordes entrecortados muy cercanos a lo hecho por el propio Bjork en los últimos años, pero antes de que cualquier otra cosa ocurra, Andy Fernando transforma la melodía en un poderoso V8 corriendo a toda velocidad por las polvorientas carreteras que cruzan los desiertos de California. Mientras escuchamos un fuerte reclamo sobre un amor suspendido, un fuerte torbellino de arena busca arrancar cualquier vestigio de aquella relación. Sonido directo que demuestra el encuentro entre dos formas distintas de entender un mismo género, un cruce de caminos a la mitad del paisaje árido bajo los alucinantes rayos del sol, una escandalosa protesta llena de notas que desgarran sin piedad.


Aquel mágico encuentro ha quedado congelado y resguardado por el Valley of the Universe, pero Full Tone Generator ha decidido continuar su camino. Andy Fernando y Brad Young han convocado a una serie de músicos decididos a mantener este proyecto vivo más allá del gurú californiano. Así es como han llegado Matt Evans en la batería y Ryan Kemp al bajo, éste último ex-integrante también de Don Fernando. Mientras las nuevas piezas del ajedrez se preparan para la nueva partida, nuestros tímpanos repasan detenidamente cada acorde registrado en el material publicado por las disqueras Ruined Vibes, Baby Gorilla y Hurricane Music en noviembre de 2018...


No hay comentarios:

Publicar un comentario