Páginas vistas en total

viernes, 5 de abril de 2019

The Dark Silence of Death : sumergidos en la locura y la maldad



"Nada bueno queda en la tierra
y el pecado no es sino un nombre.
Ven, diablo;
pues a ti se te ha dado este mundo"
El joven Goodman Brown, Nathaniel Hawthorne (1835)

¿Cómo se puede escribir sobre una banda cuando existen acaso algunos rastros de ellos? ¿Será posible que alguien se escape de la omnipresencia de las redes sociales y los medios electrónicos de información para ofrecer tan sólo un poderoso material discográfico del cual es imposible escapar? Mientras intentamos desvanecer el halo de misterio que se posa sobre aquel álbum mágico que ha trasgredido las murallas digitales desde hace unos días, permitimos que las palabras fluyan desde la cripta maldita que ha sido abierta con el desgarrador sonido...

Con el correr del tiempo, la ciudad mexicana de Monterrey se ha convertido en un nicho para esas bandas que retornan a los orígenes del metal y el doom con la intención de crear música inspirada en la obscuridad, la dolor y la muerte. Por los rincones de Earthquaker hemos escuchado ya los tétricos murmullos de Maligno, Space Goat, Fool Magician y Artesano de Piedra, pero hace pocas lunas se ha unido a ellos una nueva criatura diabólica con toda la intención de palidecer a cualquiera que se coloque frente a ella: The Dark Silence of Death.


El juego de los dedos sobre el mástil de una guitarra sirven de bienvenida para el álbum debut de una revelación maligna, quizá una premonición de los horrores que en su interior resguarda. Tras unos segundos de zozobra, el pequeño demonio sonoro se transforma en una poderosa bestia de acordes tétricos y percusiones rituales que logra conformar a su alrededor un maldito aquelarre a la mitad de la nada que logra enamorar a todo aquel que se arriesgue a escuchar su maldita tonada. Se ha tornado obligatorio saber quién está detrás de este mórbido sonido.

En un intento por descifrar quienes son los responsables tras el nombre de The Dark Silence of Death, el correr del tiempo nos lleva a septiembre de 2017 cuando el nombre de un proyecto aparece de manera somera. Como almas en pena que aparecen tras el llamado de un medium a través de una sesión espiritista, tres obscuros seres coincidieron en un mismo momento y lugar para unir sus fuerzas y crear así un proyecto que rescatara los primeros instantes del rock endurecido: Guillermo Uribe en las cuatro graves cuerdas, Javier Monzón en los gritos de ultratumba y Jesús Osuna, quien en su re-encarnación como "Viejo Macabro" se hace cargo de las fatídicas guitarras.

Viejo Macabro (Guitarra)
Ha sido hasta marzo de 2019 cuando surge de su sepulcro el homónimo álbum The Dark Silence of Death, una colección de temas que beben directamente del santo grial del occult rock y el primigenio doom  a partir de las imágenes del terrorifico y demoniaco cine giallo y las películas de serie B creado por los icónicos directores Mario Bava, Darío Argento y Jesus Franco. Muertos vivientes, bellas mujeres y sangre derramada son la fuente de inspiración para una música agresiva llena de riffs adictivos y líricas insanas que olvidan el canto melódico para convertirse en necrófilos relatos.

Sin embargo, para completar el trabajo de grabación de cada uno de los temas, la banda mexicana invitó a José Maldonado, miembro de 3 Wheeler Band y Artesano de Piedra, para encargarse de las percusiones como perfecto complemento para sus negras composiciones. Golpes infernales que muestran furia y primigenia pasión al igual como los antiguos rituales dedicados a terroríficas entidades pudieron desarrollar, truenos que sirven de marco ideal para la tempestad creada por los poderes resguardados más allá del umbral que separa a la vida de la muerte.

Javo Monzón (voz)
Mientras el anuncio de una muerte reptante que de manera sagaz llegará por nosotros se escucha en "It's coming for you", una enferma línea de bajo rompe el ritmo marca la base para una historia sobre muertos vivientes titulada "Alive (to kill again)" que se distingue por su climático y agresivo final. Sin embargo, el debut de The Dark Silence of Death se caracteriza por construir ganchos directos a las neuronas a través de riffs precisos como en "Don't open the door" y su aletargada figura que hipnotiza por largos minutos hasta que suelta la traicionera mordida; algo que también ocurre con "Shades of red", track que de manera inmediata impacta por su áspero bajo y concreta melodía que permite a la guitarra sobrevolar los sangrientos parajes a los cuales hace referencia.


Un rumor comienza a filtrarse desde las bocinas hasta las neuronas, voces extrañas que hablan de maldad y muerte. Mientras el estruendo sacude al cuerpo, el alma recibe el llamado de la oscuridad.  Una vez que el sello apocalíptico ha sido abierto, comenzamos a escuchar una  mórbida lírica sobre malignos presagios y posesiones demoniacas que despiertan el instinto asesino, espíritus malignos que toman el control de este plano de la realidad para acabar con él sin piedad ni perdón...

"Strange happenings" es uno de los temas más explosivos del debut de The Dark Silence of Death gracias a su incendiario riff inicial que arde desde su primer segundo y el gemido lacónico de su guitarra que nos golpea sin previo aviso. Como si uno de los cuatro corceles del Apocalipsis se lanzara de manera desbocada contra nosotros, recibimos el impulso eléctrico de manera directa hasta impactarse sin remedio sobre la carne asustada y las neuronas invadidas. Sin embargo, el valor que alcanza "Strange happenings" lo adquiere gracias a su desgarrador estribillo soportado por una percusión tribal que en su encuentro con las cuerdas sueltas de un grave bajo criminal hace cimbrar a la tierra desde sus cimientos.

Guillermo Uribe (bajo)
La daga esta preparada para penetrar sobre el cuerpo que se ofrece en sacrificio al maligno. La muerte ronda alrededor del aquelarre dedicado al maestro de las tinieblas y sólo queda entregarse al ritual salvaje, a la ofrenda primitiva, al sangriento encuentro. The Dark Silence of Death ha dado su primer paso hacia el abismo, pero ahora es momento en que su áspero ruido nos tome de la mano para saltar con ellos. Las densas atmósferas nos han hechizado ya, las funestas historias han clavado sus colmillos sobre la memoria implacable y la adicción por las venenosas melodías han causado estragos en el endeble control propio. Es momento que utilicemos el libre albedrío otorgado para permitir que la obscuridad se pose sobre nosotros...

Página de Bandcamp deThe Dark Silence of Death,:
https://thedarksilenceofdeath.bandcamp.com/album/the-dark-silence-of-death
(Streaming y Descarga del álbum por $1USD para crear un próximo digipack)


No hay comentarios:

Publicar un comentario