Páginas vistas en total

miércoles, 16 de enero de 2019

Witchthroat Serpent : el ruido y el fuego sagrado


De broussailles en ténèbres
seul résiste
le feu sacre...
(De la maleza en obscuridad
sólo resiste
el fuego sagrado)
"Rythmes", Andrée Chedid, 2009.

Introducción ritual al calor del fuego bajo el resguardo de la noche, danza tribal que tributa a los espíritus ocultos en la obscuridad y da la bienvenida a la tormenta eléctrica de lamentos que acompaña a los seres demoníacos. Un estridente aquelarre que desgarra los corazones de sus congregados y ofrece en sacrificio las almas inocentes con la única intención de honrar al maligno.  El veneno es ingerido para comenzar la ceremonia...

En noviembre de 2018 fue presentado Swallow the venom, tercer disco de la banda francesa Witchthroath Serpent fundamentada en el doom primitivo de aletargados tiempos, guitarras ásperas, bajos reptantes y baterías nebulosas. Tras siete años de vagar por criptas abandonadas para descubrir los secretos que resguarda la muerte por medio de himnos ensordecedores y rituales obscuros, el trío originario de Toulouse termina por establecer su tétrico sonido en un denso álbum que requiere ser escuchado detenidamente para descubrir lo que se oculta tras sus infinitas capas de ruido.


Witchthroath Serpent atrajo los reflectores de los buscadores de pesados tesoros gracias a su Sang-Dragon de abril de 2016, material que retomaba los primeros instantes del doom para mezclarlo con algunos elementos de la psicodelia más ácida posible, teniendo en Electric Wizard y Windhand sus referentes más obvio. Aquella hipnótica portada realizada por la gente de Branca Studio sirvió como gancho ideal para penetrar en sus mórbidas escenas y espesas brumas creadas por su colosal muro de sonido, por lo que ahora era necesario tener otro referente visual que fuera igual de impactante y que al mismo tiempo brindara una alusión a lo que depara bajo su reproducción.

Swallow the venom nos recibe con la mágica presencia de Clea De Velours a través de una impresionante portada realizada por Andy Julia mientras abandona los tenues ácidos lisérgicos herederos del stoner del disco anterior y crear así un álbum más crudo basado en el poder de los instrumentos explotando directamente en el estudio sin mediación alguna. El bajo de Lo Klav soporta las melodías sin que por ello olvide el poder de la vibración, los certeros golpes de batería realizados por Niko Lass buscan acompañar cada melodía más allá de terminar sólo como truenos cayendo sobre la tierra, y las guitarras de Fedrik Bolzann nos arrasan como si formaran parte de una tormenta de arena que nos desgarra la piel poco a poco mientras la monótona voz de su intérprete nos recita mórbidas historias que hablan sobre rituales ocultos e intentos por descubrir lo que hay más allá del umbral de a muerte.


Luego de escuchar un enigmático poema de Andrée Chedid bajo el resguardo de una fogata, Witchthroath Serpent nos golpea salvajemente con su "Lucifer's fire" como si de manera instantánea pasáramos del aquelarre a los últimos círculos del infierno. Luego de sus interminables minutos de ruido y castigo, un distorsionado bajo nos recita una tétrica melodía que abre paso hacia otra tormenta de sonido y al mismo tiempo nos muestra una pobre cripta olvidada por medio de "Pauper's grave", tema que inesperadamente se transforma en un danse macabre por medio de sus bizarros y arrastrados acordes que rompen con todo lo que podríamos esperar de los franceses. Sin embargo, un pequeño feedback nos regresa a la atmósfera creada por la banda para ofrecernos en "The might of the unfailing source" un track rabioso que sacude el previo ambiente onírico para obligarnos a regresar hasta la crueldad de nuestra realidad carnal.

Las poderosas notas que dan inicio a "Hunt for the mountebank" tienen toda la capacidad de arrancarnos el corazón y saturarnos las neuronas de energía eléctrica dentro de una pequeña dosis, pero cuando escuchamos las fantasmales figuras de guitarra en combinación de los pantanosos acordes de "Red-eye albino" todo pareciera que el tiempo no hubiese pasado desde el Sang-Dragon o como si el track fuera un corte desechado del mismo. Swallow the venom concluye de manera magistral por medio de "No more giant octopuses", densa pista con diversos cambios de tiempo que poco a poco nos arrastra hasta aguas abismales de las que será imposible escapar.


"La mutilación y la renovación se repiten sin cesar. Siempre diferente, siempre lo mismo, cambio mi piel como una gran transformación personal o una crisis existencial. Listo para subyugar a la humanidad con ojos impenetrables, un intenso sentimiento de no pertenecer a su mundo como un privilegiado intermediario entre la luz y la obscuridad. Soy el maestro del desorden, el terror del mundo organizado. Soy el guardián del equilibrio entre la vida y la muerte. Soy la perpetua renovación de la naturaleza que muere y renace donde la decadencia y la muerte permiten nuevos gérmenes y vida. Ven a mí y congela bajo mi anzuelo ponzoñoso, ven a mí y muere sobre mi aguijón venenoso, ven a mi hacia mi lugar secreto donde escondo los misterios de la vida y la muerte. Ve a mí y toma el sendero divino para vivir la gran experiencia de la encarnación..."

"Scorpent serpion" fue el primer single del Swallow the venom, para lo que fue publicado un video promocional en septiembre de 2018 editado por Bast/DeathBell que retoma antiguas imágenes sobre muertos vivientes mientras diversas serpientes y escorpiones inyectan su ácido veneno. Las ásperas guitarras crean un zumbido hipnótico que es guiado por las líneas de bajo mientras escuchamos una lírcas que hablan sobre el umbral que divide la vida y la muerte. Tras varios minutos aletargados que semejan a un grillete a marrado al tobillo, de manera súbita cambia el ritmo de la melodía para llenarse de furia hasta terminar en un onírico solo de guitarra, elemento que busca cercar el principio recursivo en que está basado su concepto.


Unas semanas antes de publicar el Swallow the venom, Witchthroath Serpent anunció la inesperada salida de Lo Klav, provocando la sorpresa de seguidores y críticos. Antes de la salida del álbum, la banda presentó a Ügo Greifengeier como su remplazo, pero ahora será momento de esperar su adaptación al grupo ahora que habían logrado establecer su propio sonido. Por lo pronto, debemos permitir que el tercer álbum de los franceses madure lo suficiente para descubrir en él su esencia y propuesta sonora; pero será de vital importancia que sea llevado a los escenarios lo más pronto posible para conocer todas sus posibilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario