Páginas vistas en total

viernes, 7 de diciembre de 2018

Burn Ritual : desangrando al mórbido cuervo


"But the raven, sitting lonely on the placid bust, spoke only
that one word, as if his soul in that one word he did outpour...
Then the bird said 'Nevermore'. "
The Raven (Edgar Allan Poe, 1845)

Acordes crudos y monolíticos nos desgarran la carne mientras la melodía creada por ellos se clava en la memoria. Una voz lisérgica cruza el plano sonoro para hablarnos desde el otro lado del espejo sobre ritos malditos, horrores sobrenaturales y demonios ocultos en nuestro interior. Ruido tenebroso y aletargado que a la menor provocación se desboca hasta dejarse caer en un abismo profundo mientras la noche lo intenta  acallar con su peso. Sin embrago, de manera inesperada, el seco graznido de un cuervo se escucha a lo lejos hasta dejar en silencio todo a nuestro alrededor...

Lo que comenzó como un proyecto solista creado por el guitarrista Jake Lewis tras un receso con King Earth, se convirtió en una banda en búsqueda de hacer llegar su propuesta más allá de los bares en su natal San Antonio, Texas. Es así que encontramos bajo el nombre de Burn Ritual a un grupo que surge directamente de los sonidos primitivos que dieron origen al doom metal en los años 70's por medio del mítico estilo de Black Sabbath caracterizado por sus sonidos obscuros con distorsiones afiladas y velocidad lenta. 


Tras la publicación del EP Like suffering en agosto de 2017 (material que fue masterizado por el incansable Tony Reed de Mos Generator), Jake Lewis se vio en la necesidad de reclutar a otros músicos para presentar en directo lo obtenido en el estudio de grabación, además de tener con ellos una fuerte plataforma para desarrollar sus ideas musicales. Fue así que se integraron a Burn Ritual el guitarrista Richard Perez, el bajista Chris Trezona y el baterista Brent Standifer, el cual había grabado los tambores en uno de los temas del EP. 

Luego de trabajar en nuevos temas con la alineación completa, el grupo texano publicó en octubre de 2018 por medio de la disquera Cursed Monk Records su álbum debut que lleva por título Blood of the raven. Dicho material está conformado por siete densos temas grabados y mezclados en su totalidad por el propio Jake Lewis, pero masterizados en esta ocasión por Mammoth Sound Studios.


¿Qué es lo que nos ofrece Burn Ritual a diferencia de la pléyade de bandas norteamericanas amantes del proto-doom como Orchid, The Rare Breed, Freedom Hawk o Demon Eye? El cuarteto de San Antonio tiene la capacidad de sonar bastante pesado si se lo propone, lo que por momentos nos puede recordar a lo creado por Beastmaker, pero sin perder ese toque ácido muy definido por la psicodelia más densa con la que la agrupación logra crear una atmósfera misteriosa que no abandona a la propuesta ni por un solo segundo.

Blood of the raven nos recibe con una bizarra portada conformada por un ave rapaz sobrevolando las pirámides egipcias de Giza, la cual se contrapone con el concepto gráfico que ha identificado a la escena de proto-doom que se renacido en los últimos años; pero en el instante en que las primeras cuatro tétricas notas de "The mirror" se escapan por las bocinas, sabemos que de manera indiscutible estamos frente a un álbum maravilloso. Y si aún nos queda alguna duda, cuando escuchamos el fabuloso cambio de ritmo del tema inaugural, todo se convierte en un bucle que nos retorna a la mística magia del hard rock obscuro y maligno creado en los 70's. 


Sin embargo, el álbum debut de Burn Ritual no se estanca en un "revival" de las viejas glorias confeccionadas por Black Sabbath o Pentagram, ya que el grupo se arriesga a dar un paso hacia adelante sin perder la esencia que el propio género tiene: "Mountain of smoke" es una enorme oda dedicada a las hojas dulces que por momentos se acerca al stoner noventero, "Follow me" mantiene la misma línea hasta ofrecer algunos elementos del primer stoner metal que terminan por ser definidos por los crueles acordes de "Repent", la estridente "Cast away" regresa a la neblina doom de indescriptible peso y la onírica "The creature inside you" nos arranca de la atmósfera general del disco gracias a sus etéreos teclados y su suave melodía.


Mientras un feedback se escapa por los altavoces, al final de un ruinoso pasillo podemos observar un ventanal que permite el ingreso de una tenue luz que a su vez nos muestra a Burn Ritual en todo su esplendor. Así es como tenemos frente a nosotros el video promocional de "Blood of the raven", primer single del álbum de mismo nombre del cuarteto texano que sirve de carta de presentación para su estilo. Una serie de acordes delimitan una melodía construida en base a un sonido monótono que logra hipnotizar hasta caer en el éxtasis de un ritual dedicado al maligno. La sangre del ave nocturna se ofrece en sacrificio para que la noche nos muestre sus secretos y todo aquello que se oculta bajo su pesado manto. El hechizo surte efecto para lograr un escape de la realidad y un paseo por lo desconocido, pero cuando estamos por perder el control ante el aquelarre, todo se transforma en un profundo sueño que permite sobrevolar por los abismos más obscuros.


Blood of the raven no es un álbum que se digiere fácilmente, ya que requiere varias vueltas para poder atravesar su áspero muro de sonido y descubrir tras de él los bellos tesoros que resguarda. Quizá para aquellos amantes del primer doom podrán encontrar dentro de sus surcos los más diversas referencias al género, pero al mismo tiempo tendrán la oportunidad de disfrutar de un grupo que busca inyectar frescura por medio de algunos sonidos tóxicos e historias mórbidas. Sin embargo, Burn Ritual tendrá ahora el gran reto de trasladar esta pequeña y ruidosa maravilla a los escenarios y, quizá su mayor desafío en el futuro, crear una secuela que logre superar lo alcanzado por este material.




No hay comentarios:

Publicar un comentario