Páginas vistas en total

martes, 11 de diciembre de 2018

Sergeant Thunderhoof : en el vacío que provoca el pecado


La mujer le respondió a la serpiente: 'Podemos comer de los frutos de los árboles del jardín
pero no de ese árbol que está en medio del paraíso, porque si lo hacen morirán'
La serpiente dijo a la mujer: 'No es cierto que morirán.
Sabe Dios que el día que coman de él se abrirán vuestros ojos y seréis como dioses, 
conocedores del bien y del mal'
(Génesis, 3: 2-5)

La vieja leyenda nos narra que existió un hermoso jardín habitado por los primeros padres. Al centro de dicho lugar existía un enorme árbol que contenía la ciencia y el conocimiento que dividía al bien y el mal. El creador prohibió comer de su fruto, pero la tentación tomó la forma de una serpiente para convencer al ser humano de arrancarlo y obtener con una sola mordida toda la sabiduría y la razón. Ante la furia del Dios, el hombre y la mujer fueron echados del paraíso para deambular por el mundo entre incertidumbres y búsquedas insistentes; pero a partir de ese momento, ellos tuvieron en sus manos la posibilidad de responder a todas sus preguntas...

Recuperando aquella historia contenida en la Biblia, la banda inglesa Sergeant Thunderhoof ha creado un tema hipnótico que ha sido utilizado como primer single del último disco titulado Terra Solus; álbum publicado en mayo de 2018 de manera independiente. Y aunque la banda se ha distinguido por un sonido fuerte que hace coincidir el hard psych con algunos elementos del stoner metal, el primer corte promocional de este material discográfico quiebra cualquier prejuicio para mostrarnos a un grupo con diversas posibilidades sonoras.


Sergeant Thunderhoof es una banda ya con un buen camino recorrido. El cuarteto se formó desde 2013 por el guitarrista Mark Sayer, el baterista Darren Ashman, el vocalista Dan Flitcroft y el bajista Jim Camp en la pequeña ciudad de Bath, en el condado de Somerset, al sudoeste de Inglaterra. Su estilo áspero y directo los ha convertido en referencia obligatoria cuando se habla de stoner europeo, mismo que se ha ido conformado por medio del EP Zigurat de 2014, su álbum debut Ride of the hoof de 2015 y un material de 2016 que rescata parte de sus presentaciones en directo titulado Live on Earth.

Terra Solus significa el primer intento de la banda inglesa por crear un material nuevo tras el colosal resultado obtenido con su debut. Para construir este nuevo material, Sergeant Thunderhoof se metió a los Stage 2 Studios de su ciudad natal de la mano del productor Josh Gallop; logrando tras un arduo trabajo una colección de ocho temas que catapultan el estilo logrado por el grupo hacia nuevas opciones que permiten saborear nuevos panoramas insospechados.


La experiencia obtenida por el cuarteto de Bath tras años de presentaciones con gente del nivel de Orange Goblin, Karma to Burn, Elephant Tree o Mos Generator nos sirve de excelente referencia para comprender su sonido; pero lo alcanzado por Terra Solus nos permite escribir que Sergeant Thunderhoof  tiene los elementos suficientes para colocar su nombre dentro de los más importantes de su género.

Sin escaparse de aquellos largos pasajes sonoros que transforman cada una de sus melodías en impresionantes odas de proporciones colosales de identidad propia, Sergeant Thunderhoof ha encontrado la fórmula perfecta para crear un sonido magnético que atrapa tu atención y te arranca del suelo hasta lograr una irremediable abducción. Luego de pulsar el botón de play en la inaugural "Another plane" con su misteriosa introducción, nos encontramos con un golpe directo a la mandíbula que logra sacudirnos; pero que tras algunos segundos, todo muta en una melodía infecciosa que nos obliga a llevar el ritmo con los pies y disfrutar su estruendo en el pecho.


Sin lugar a dudas, las bocinas explotarán junto con todas tus neuronas con cualquier tema que conforma el Terra Solus, pero quizá sea con "Stellar gate drive" con su línea de hard rock clásico el tema perfecto para entender la desgarradora pared estridente que bien sabe construir la banda. Sin embargo, el álbum nos permite escuchar otras tonalidades creadas por la banda como aquel misterioso vacío interestelar de "Diesel breath" luego de su acelerado stoner directo o la fuerte manufactura de "Priestess of misery" que de manera contradictoria contiene una melodía suave. Por si fuera poco, el segundo álbum completo de los ingleses se distingue por el uso de sintetizadores por algunos instantes como en "Om Shanantih", tema que genera un sonoro mantra atmosférico que termina roto por la explosión eléctrica que contiene, misma que es muy cercana a lo que hace el metal progresivo.

Como muestra perfecta de los nuevos terrenos que explora Sergeant Thunderhoof, el single "The tree and the serpent" pareciera creado a la medida. Su riff de guitarra se arrastra suavemente por el suelo hasta lograr la mordida e inyectar su tóxico veneno. Una vez que la hipnótica melodía corre por las venas, un hermoso viaje nos arrastra hasta el principio de la humanidad para escuchar una cruel historia de tentación y soledad. Su onírica atmósfera nos envuelve para crear ese ambiente donde se encontró el paraíso hoy perdido, el lugar negado tras el pecado de nuestros primeros padres. Lejos del stoner que distinguió al Ride of the hoof , "The tree and the serpent" construye a su alrededor una extraña neblina que poco a poco nos ahoga con su ligera pesadumbre y amargura, quizá una añoranza por los placeres negados que terminan reflejados en la belleza del solo de guitarra que suavemente nos toma de la mano y nos abandona en la nada...


"Una llamada a la Madre, la responsable de la caída. Un extraño sabor a otras visiones de otro mundo. Entonces busco a mi Padre, pero estoy asustado y completamente solo. El vapor y el azufre se elevan desde un agujero distante. El árbol y la serpiente atraen a otra ramera, entonces llamo a mi Padre: ¿Cuándo regresarás?  Hay niebla en la distancia y una torre hecha de piedra. Las palabras que guían nos prometen el renacer de la vida, entonces rezo por el hermano cuyo rostro no puedo recordar. Sueño con el trueno, la lluvia y la nieve. Me aflijo por la Luna, grabada por siempre en piedra. El viaje que hemos tomado es un mar de muerte y sangre. Esta es el alba de un futuro predicho que se aferra a las respuestas de un vacío...."

Si la maravillosa portada del Terra Solus realizada por Sara-Jane Swettenham no logra despertar el deseo por escuchar su contenido, la sublime magia de "The tree and the serpent" tiene el suficiente poder para hechizar y obligarnos a devorar el álbum de una sola mordida. Sin embargo, el último álbum de Sergeant Thunderhoof requiere ser digerido con la calma suficiente para descubrir sus diversas texturas y sabores. Quizá en una época de inmediatez y velocidad sostenida sea muy difícil apreciar un material discográfico con lo descrito hasta este momento, pero con trabajos musicales como éste se hace obligatorio poner una pausa para regalarse un instante de sonido y paseo profundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario