Páginas vistas en total

viernes, 24 de agosto de 2018

The Rare Breed : el rescate de un obscuro diamante


El tiempo ha pasado desde que el trío californiano The Rare Breed publicó su álbum debut, y desde entonces, las circunstancias se confabularon para que Earthquaker no escribiera sobre él. Gracias a la re-edición del Looking for today que presentó en junio de 2018 la disquera Ripple Music, tenemos el pretexto perfecto para regresar a este disco y escribir sobre las razones que hacen obligatoria su reseña. La revancha está en nuestras manos y ustedes la oportunidad de disfrutar un álbum lleno de 

Considerado como un material de culto dentro de la escena del proto-doom y el hard rock obscuro de Los Ángeles, Looking for today ha tenido la oportunidad de regresar de ultratumba para ser nuevamente valorado por las diversas páginas y blogs especializados en los viejos sonidos herederos del primer Black Sabbath, pero principalmente por quienes amamos al género y todo aquel intento por rescatarlo y encontrar elementos para alimentarlo. 


The Rare Breed nació a mediados de 2015 con el objetivo de recuperar el misticismo y la obscuridad que alguna vez tuvo el rock pesado cuando hizo encontrar el blues eléctrico con la acidez psicodélica, aquel momento en el que fueron sembradas las primeras semillas de lo que el tiempo bautizaría como doom y heavy metal. Sin embargo, la banda tendría la capacidad de asimilar dichos sonidos hasta lograr su aterrizaje dentro de lo hecho por otras bandas americanas como Freedom Hawk, Orchid, Demon Eye, Brimstone Coven o Salem's Bend.

Cuando Looking for today fue presentado por primera vez de manera independiente en septiembre de 2016, el material contenía una portada sombría hecha por David Paul Seymour donde podíamos observar a una frágil dama vendada y acorralada en un callejón obscuro por varios seres enigmáticos llenos de misterio. Este trabajo visual coincidía con el sonido del álbum de la misma manera como lo ha hecho con el Revelations of the third eye de Bad Acid, el Serpents, gods and men de Tempelheks, el Black magic de Heavy Stone o el The righteous bloom de Beelzefuzz. Sin embargo, en la re-edición de Ripple Music tenemos una hipnótica ilustración realizada por Kyrre Bjurling, quien es reconocido por su trabajo icónico para Vokonis y Mental Tremors.


Lejos de lo que se podría esperar, Looking for today no es otro tributo más a Black Sabbath. Sin negar la obvia influencia, The Rare Breed busca explorar otros terrenos sonoros alcanzados por el hard psych y el stoner sin abandonar el proto-doom fundamental. Tras una introducción llena de zozobra bajo el título de "Funeral pyre", la banda nos asesta un certero golpe a la mandíbula con un riff asesino lleno de poder y obscuridad llamado "The stranger" donde podemos escuchar los acordes descendentes que saben clavar los colmillos en la yugular y desangrar inevitablemente. La banda se permite jugar con los ritmos como en la psicodélica "Visions" con su puente lisérgico o la francamente densa "Witches lore" con su épica batalla de notas entre el bajo de Joey Castle contra la guitarra de Oscar de la Torre, sin olvidar su desenfrenada carrera hasta el apocalipsis que bien podríamos comparar con un orgasmo explosivo.

El álbum debut de los angelinos está basado en concretas melodías desgarradoras creadas por un powertrio que al mismo tiempo funcionan de brebaje lisérgico para infectar con su tóxica adicción como también de soporte para hipnóticas improvisaciones de proporciones abismales y líricas llenas de misticismo e incertidumbre ante lo que resguarda la obscuridad. "Mountains of dreams" desgarra el alma con sus ásperas figuras mientras su infeccioso ritmo basado en la batería de Hernan Rojas te hace bailar ante el fuego ritual de un aquelarre maldito mientras el solo de guitarra se derrite por tus tímpanos. El bajo lleno de fuzz de "Echo from the sun" nos remite al primer Sabbath, pero cuando la voz de Oscar de la Torre se filtra por la bocinas, las sospechas son desterradas gracias a su color de voz tan cercano al del viejo Ozzy Osbourne.


Dentro del definido estilo sonoro de The Rare Breed, quizá "Rusted diamond" sea el track que condesa todo lo que podemos escuchar en su álbum debut. Unos cuantos golpes de batería sirven para soltar a los demonios de un bicéfalo riff que desgarra todo lo que tiene al frente hasta que encuentra la pausa onírica de sus estrofas mágicas que hablan sobre la eterna lucha entre la luz y la obscuridad. Mientras la guitarra se lamenta en una figura hipnótica, una voz repite de manera desesperada tu amor es un diamante oxidado una y otra vez hasta trasmitirnos su angustia. Cuando el terreno sonoro está preparado, la banda nos regala una impresionante muestra de su capacidad interpretativa que logra llevar al tema hasta sus últimas consecuencias, un áspero viaje que nos arrastra a las profundidades del ser para dejarnos abandonados en ellas sin posibilidad de regreso.


Han pasado casi dos años desde la grabación de Looking for today y la fuerza del material aún sigue intacta. The Rare Breed continúa presentándose por toda la costa oeste norteamericana desde entonces, pero quizá sea ahora el momento ideal para rescatar a esta gran banda de las incontenibles arenas del tiempo y volver a colocarla en la palestra de grupos que recuperan el proto-doom setentero para ofrecerlo a las nuevas generaciones junto con algunas aportaciones propias al género. Mientras esperamos que el trío californiano nos regale la continuación a esta joya, nosotros regresamos a sus surcos hasta perdernos en sus pantanosas aguas y sus sombríos ambientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario