Páginas vistas en total

viernes, 26 de julio de 2019

Lord Vicar : el impacto del doom metal nacido en Finlandia


La leyenda cuenta que tras la disolución de Reverend Bizarre en 2007, su guitarrista Peter Vicar decidió conformar una nueva banda que rescatara la esencia del clásico doom metal de principios de los 80, lo que lo llevó a recuperar su nombre real y a utilizar su apodo para nombrar al nuevo proyecto. De esta manera nació Lord Vicar, una referencia obligada de los densos y aletargados sonidos desgarradores de Finlandia.

Para lograr su cometido, Kimi Kärki invitó al baterista Gareth "Milly" Millsted y al vocalista Christian "Chritus" Linderson, quien ya tenía reconocimiento gracias a su participación con Saint Vitus. Tras el paso de varios bajistas en la historia de a banda, finalmente desde 2016 cuentan con Rich Jones como integrante definitivo. De esta manera es como Lord Vicar se ha establecido como baluarte de su género por medio de tres grabaciones de larga duración, pero ahora con su regreso con la publicación de su The black powder en abril de 2019, tenemos los elementos suficientes para anclar nuestra atención y desmenuzar poco a poco su estilo y sus ideas líricas.


El cuarto álbum de Lord Vicar es un lento rugir de acordes que buscar inspirados en el viejo doom metal de Pentagram, Trouble, Witchfinder General, The Obsessed y Saint Vitus; pero que al mismo tiempo corre el riesgo de encasillarse en un mismo sonido hasta caer en la monotonía. Sin embargo, el cuarteto finés tiene la suficiente capacidad de otorgar distintos matices a cada uno de los tracks que componen al material. Aún con ello, The black powder arranca de forma temeraria con un colosal tema de diecisiete minutos llamado " Sulphur, charcoal and saltpetre" donde podemos escuchar desde melancólicas guitarras acústicas hasta desgarradoras notas de aletargado paso y misteriosas figuras que lograr atemorizar a quien lograr llegar hasta ellas gracias a su paciencia y fino oído.

Tras aquel enorme golpe, la banda decide ofrecernos un track desgarrador titulado "Descent" que logra cumplir lo prometido en su nombre al arrastrarnos poco a poco al inframundo como si se tratara de un infinito suplicio. Una vez que estamos en el fondo del abismo, Lord Vicar nos receta una tétrica melodía llamada "Word encircled" que tiene la capacidad de soltar una serie de acordes herederos del eterno maestro Iommi que nos sacuden la parsimonia que hasta ese instante a saturado al The black powder. Bajo la misma lógica sonora podemos escuchar "Levitation"con todo y su infecciosa línea melódica y la hiriente "The temple in the bedrock" con su reminiscencia a épocas antiguas y mundos alternativos que posibilitaron razas distintas a la humana.


En el The black powder se puede respirar el mismo ambiente directo pero crudo que pudimos escuchar en el anterior Gates of Flesh que logró capturar Joona Lukala en el estudio Noise for Fiction, y eso lo podemos escuchar de manera muy clara en la poderosa "Black lines" y en la multifacética "A second chance" con su letargo inconsolable que habla sobre la imposibilidad de la liberación de nuestra alma tras una vida llena de pecado. Por si fuera poco, el cuarto álbum de Lord Vicar se permite experimentar con un tema acústico titulado "Nightmare" que confiesa de manera magistral su mensaje general sobre cómo el hombre busca ocultar los horrores de su realidad cotidiana hasta perder irremediablemente la razón.


¿Puedes escuchar a la Tierra acercándose y al horizonte enrojeciendo? El tiempo se ha congelado entre dos mundos como si fuera una mente vacía. Una cosa que seguramente has perdido es la única que aún anhelas. La gente congelada siempre quiere dejar este mundo atrás. Ver el techo cómo se viene abajo y al horizonte enrojecido girar alrededor. Las personas rotas son terrenales y todo ellos tocarán el suelo. Siempre fuiste el primero en ir, el primero en poner a prueba tu mente. La gente pensó que serías fuerte pero fuiste el primero en quemarte. Todos ellos tocarán el suelo, sin sonido y con la intención de curarse. Todos ellos son reales y verdaderos. Serán encontrados, leídos, bajo la tierra. Todos ellos conquistarán la muerte. 

Lord Vicar escogió a "Impact" como single promocional para su The black powder, track directo de pequeña duración que abandona el doom en su construcción melódica al ofrecernos un hard rock certero, pero que en su lírica asesta un certero golpe al criticar a la humanidad hasta dejarla reducida en sus cenizas. Para su video promocional, la banda nos muestra una colección de imágenes donde podemos ver el proceso de grabación del álbum mientras se distinguen algunos de sus principales influencias literarias como Edgar Allan Poe, H.P. Lovecraft, Robert E. Howard o Mary Shelley.


The black powder no es un álbum sencillo, pues requiere de manera obligatoria varias escuchas para descubrir su sutil belleza escondida entre el ruido, su pausado ritmo y las crudas líricas que siembran la semilla de la reflexión sobre la humanidad y sus acciones. "Impact" puede llegar fácilmente al gusto de los oídos sensibles, pero el resto del disco debe ser tratado con las debidas reservas. Lord Vicar ha creado una obra monumental que necesita tiempo y atención, pero que logra al final del su recorrido completo una sensaciones de renovación para un género tan definido por el paso de los años como lo es el doom metal...


No hay comentarios:

Publicar un comentario